"Si no fuera por el empeño que ponemos en la negación, la represión y la duda, nuestra vida sería una revelación constante." Deepak Chopra

Etiquetas

2012 (9) 2013 (9) 2014 (5) adivinación (1) Adyashanti (2) agenda (13) Alejandro Jodorowsky (3) alimentación (4) alma (25) Amma (2) Amorah Quan Yin (2) Amparo Arteaga (1) amuletos (1) ángeles (10) Animales (8) Aquí y Ahora (37) Arcángel Miguel (6) Arcángel Rafael (1) Arcangeloi de los Elohim (1) ascensión (19) astrología (9) aura (5) AVI-HAY (1) Biodescodificación (2) Brahma Kumaris (1) budismo (11) campos morfogenéticos (8) canalizaciones (63) canciones (17) Carl Gustav Jung (3) Carl Honoré (1) chakras (6) citas (89) co-creación (42) conciencia (66) conferencias (10) Confucio (1) cristales (13) cursos (4) Cyndi Dale (1) Dalai Lama (1) Daniel Cipolat (1) Daniel López de Medrano (1) David del Rosario (1) David Topí (3) Deepak Chopra (5) desapego (25) despertar (61) Dimensiones (16) Dios-Fuente... (33) documentales (14) Eckhart Tolle (9) Eduard Punset (1) Edward Bach (4) ego (29) EJERCICIOS Y PRÁCTICAS (60) Emilio Carrillo (6) energía (36) Enric Corbera (1) entrevistas (17) epigenética (1) Era de Acuario (9) evolución (23) extraterrestres (5) física cuántica (6) Flores de Bach (2) Gandhi (4) Gerrit Gielen (1) Hilarión (10) iluminación (6) índigos y cristales (5) Jeff Foster (1) Jesús-Jeshua (10) Joe Dispenza (1) Jordi Morella (3) Jorge Carvajal (2) Jorge Oyhanarte (1) José Figueroa (2) José María Doria (2) Judy Hall (8) karma (1) Ken Wilber (1) Krishnamurti (4) Kryon (10) Kuthumi (1) La Madre Tierra (37) Lao-Tse (2) Lee Carrol (12) Ley de la Atracción (3) libros (48) Lyall Watson (3) Madre Divina (9) mandalas (1) mantras (2) Marco Giovarruscio (2) María Magdalena (1) Marie Lise Labonte (1) Mark Borax (1) masa crítica (27) Masaru Emoto (3) mass media (12) Matías de Stefano (9) Mayas (1) meditación (19) meditaciones guiadas (3) Meher Baba (1) mente (37) Miguel Blanco (1) Mihalyi Csikzentmihalyi (1) mindfulness (7) misión (13) Mooji (1) movimiento slow (2) muerte (8) NASA (1) Naturaleza (15) Nueva Gaia (26) Numerología (1) oraciones (3) Osho (3) Paloma Cabadas (10) Pamela Kribbe (14) Paramahansa Yogananda (1) películas (7) pirámides (2) profecías (1) protección energética (18) reencarnación (21) reflexiones (3) registros akashicos (1) reiki (6) relajación (2) respiración (4) Robert Lanza (1) Rupert Sheldrake (5) Saint Germain (3) salud (42) San Juan de la Cruz (1) sanación (56) Sanación Akashica (1) Sandra Murguet (3) seres de luz (15) Sergi Torres (5) sonrisas (3) Sueños (1) Tao Te Ching (1) Thích Nhât Hanh (4) Trabajadores de la Luz (28) Tulku Lama Lobsang (2) unidad (54) universo (29) universo fractal (7) Vani Sousa (1) Vicent Guillem (2) Victor Brossa (1) Virginia Blanes (1) visualización (7) Wayne W. Dyer (3) ZaKaiRan (2) Zen (1)

*¿CÓMO PROTEGERNOS DE TODO LO QUE NOS RODEA Y QUE NO PODEMOS VER?


Estamos en un período crítico con respecto a invasiones energéticas y virus capaces de desestabilizar todo nuestro sistema.

Esos virus, son conocidos como emociones ajenas, vibración densa del ambiente, estrés, el famoso “mal de ojo” (es decir, la mala onda energética que otro lanza hacia uno), y también cabe mencionar la presencia de entidades que nos molestan en nuestro camino, la mayoría de las cuales sentiremos a través de presión en el pecho al acostarnos, una sensación de sombras frías, etc… (hay que entender sobre esto último, que se trata de seres como cualquiera de nosotros, pero sin cuerpo, y que así como ocurre en la vida diaria, no pueden hacernos nada si nosotros no se lo permitimos).

Normalmente, nuestro cuerpo energético se deteriora a lo largo del día. Se corta, le entran basuritas, se le pegan residuos densos de los demás… y todo eso se va con nosotros a casa. Por eso, ya se trate de una emoción, un ser oscuro, una acción agresiva, estrés, o lo que fuere, les aconsejo hacer lo siguiente:

Ejercicio

Al despertarse darse una ducha, intentar que el agua esté lo más fresca que toleren, es un baño energético, el agua arrastra todos los iones negativos acumulados en el sueño, no hace falta usar champú… Mientras se duchan, imaginen que todo lo que esté de más sobre la piel, es arrastrado con el agua, y respiren muy profundamente, una y otra vez, inflando de luz aquel globo del que hablamos antes (1). No salgan del baño hasta que no esté lleno por completo (simplemente con el fin de que su mente no se disperse y olviden el ejercicio). Intenten ser conscientes de la enorme burbuja de luz, y cuando salgan a la calle, sientan que todo lo que hay fuera choca contra el globo y cae al suelo, como moscas, o simplemente visualicen cómo esas moscas o bichos se convierten en mariposas. Utilicen mucho la imaginación. Su mente lo entenderá, y su cuerpo reaccionará protegiéndose energéticamente. Ése es su escudo de luz contra cualquier cosa (que los niños tomen esto como un juego, inventen un juego al mismo tiempo que les enseñan a respirar).

Repetirán lo mismo al irse a dormir. La misma ducha, para desprenderse de todas las impurezas que se les pegaron durante el día, y al acostarse, comiencen a inflar el globo de luz muy lentamente, parte por parte, desde los dedos de los pies hasta los pelos de la cabeza, de esta forma también se relajarán con esta respiración profunda, y se dormirán cada vez más fácilmente.

En caso de que sean acosados por seres no físicos, sientan la presión en el pecho, inmovilidad o tengan visiones (algo que sucede cada vez más en niños y jóvenes) no sólo deben inflar el globo de luz con una fuerte respiración, sino que intenten envolver a ese ser o esencia dentro de su luz, para que se ilumine.

Traten de que los niños tomen esto como un juego –“perseguir al monstruo, o algo así”- para que su campo energético se fortalezca, y transforme al de ese ser en luz, pues todos somos luz aunque en diferentes niveles; lo único que tenemos que hacer es fortalecer nuestra luz y ayudar a elevar el nivel de luz de lo que hay a nuestro alrededor. Nunca luchen, nunca peleen, nunca expulsen, en su lugar integren, unan, iluminen.


(1) “…intenta sonreir y respirar profundamente cada rayo de luz con el estómago, como si fuese una gigantesca nariz. Puedes cerrar los ojos, y con cada respiración, intenta sentir, imaginar o pensar en una corriente de energía que sube por los pies, las piernas, toda la columna, por los genitales, el estómago, el corazón, la garganta y el cerebro, saliendo hacia el cielo. No dejes de pensar en esto, hasta sentirlo por completo. Si no lo sientes, practícalo varios días antes de seguir. Cuando esta corriente se sienta fuerte, hasta el punto de sentir cosquillas, plenitud, incluso mareo, comienza a respirar tan profundo que sientas que esa corriente de luz se convierte en un globo que debes inflar. Obsérvate dentro de ese globo inflándose, y permite que se llene de la luz…”
 

Extraído de Vivir en la Tierra, Guía Práctica de Matías de Stefano 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...