"Si no fuera por el empeño que ponemos en la negación, la represión y la duda, nuestra vida sería una revelación constante." Deepak Chopra

Etiquetas

2012 (9) 2013 (9) 2014 (5) adivinación (1) Adyashanti (2) agenda (13) Alejandro Jodorowsky (3) alimentación (4) alma (25) Amma (2) Amorah Quan Yin (2) Amparo Arteaga (1) amuletos (1) ángeles (10) Animales (8) Aquí y Ahora (37) Arcángel Miguel (6) Arcángel Rafael (1) Arcangeloi de los Elohim (1) ascensión (19) astrología (9) aura (5) AVI-HAY (1) Biodescodificación (2) Brahma Kumaris (1) budismo (11) campos morfogenéticos (8) canalizaciones (63) canciones (17) Carl Gustav Jung (3) Carl Honoré (1) chakras (6) citas (89) co-creación (42) conciencia (66) conferencias (10) Confucio (1) cristales (13) cursos (4) Cyndi Dale (1) Dalai Lama (1) Daniel Cipolat (1) Daniel López de Medrano (1) David del Rosario (1) David Topí (3) Deepak Chopra (5) desapego (25) despertar (61) Dimensiones (16) Dios-Fuente... (33) documentales (14) Eckhart Tolle (9) Eduard Punset (1) Edward Bach (4) ego (29) EJERCICIOS Y PRÁCTICAS (60) Emilio Carrillo (6) energía (36) Enric Corbera (1) entrevistas (17) epigenética (1) Era de Acuario (9) evolución (23) extraterrestres (5) física cuántica (6) Flores de Bach (2) Gandhi (4) Gerrit Gielen (1) Hilarión (10) iluminación (6) índigos y cristales (5) Jeff Foster (1) Jesús-Jeshua (10) Joe Dispenza (1) Jordi Morella (3) Jorge Carvajal (2) Jorge Oyhanarte (1) José Figueroa (2) José María Doria (2) Judy Hall (8) karma (1) Ken Wilber (1) Krishnamurti (4) Kryon (10) Kuthumi (1) La Madre Tierra (37) Lao-Tse (2) Lee Carrol (12) Ley de la Atracción (3) libros (48) Lyall Watson (3) Madre Divina (9) mandalas (1) mantras (2) Marco Giovarruscio (2) María Magdalena (1) Marie Lise Labonte (1) Mark Borax (1) masa crítica (27) Masaru Emoto (3) mass media (12) Matías de Stefano (9) Mayas (1) meditación (19) meditaciones guiadas (3) Meher Baba (1) mente (37) Miguel Blanco (1) Mihalyi Csikzentmihalyi (1) mindfulness (7) misión (13) Mooji (1) movimiento slow (2) muerte (8) NASA (1) Naturaleza (15) Nueva Gaia (26) Numerología (1) oraciones (3) Osho (3) Paloma Cabadas (10) Pamela Kribbe (14) Paramahansa Yogananda (1) películas (7) pirámides (2) profecías (1) protección energética (18) reencarnación (21) reflexiones (3) registros akashicos (1) reiki (6) relajación (2) respiración (4) Robert Lanza (1) Rupert Sheldrake (5) Saint Germain (3) salud (42) San Juan de la Cruz (1) sanación (56) Sanación Akashica (1) Sandra Murguet (3) seres de luz (15) Sergi Torres (5) sonrisas (3) Sueños (1) Tao Te Ching (1) Thích Nhât Hanh (4) Trabajadores de la Luz (28) Tulku Lama Lobsang (2) unidad (54) universo (29) universo fractal (7) Vani Sousa (1) Vicent Guillem (2) Victor Brossa (1) Virginia Blanes (1) visualización (7) Wayne W. Dyer (3) ZaKaiRan (2) Zen (1)

*Fronteras para una vida abundante


Aunque imperceptibles para el ojo humano, nuestras fronteras energéticas marcan la diferencia entre experimentar una vida placentera, próspera y llena de amor, o padecer una existencia triste, limitada e infeliz. Separa lo que necesitamos de lo que no , dejando entrar selectivamente en nuestras vidas sólo aquellas energías, personas, consejos, pensamientos, situaciones, oportunidades y virtudes que llevan a nuestra esencia espiritual a avanzar en la vida real. También van un poco más allá y buscan todo lo que necesitamos para poder lograr nuestras esperanzas y sueños.

Nuestras fronteras energéticas rodean nuestro “yo” espiritual y promueven nuestra verdadera naturaleza, siendo ésta una de las razones por las que a menudo les doy el nombre de “fronteras espirituales”. Anhelamos poder expresar esta identidad interior, y establecer las fronteras energéticas correctas nos ayudará a hacerlo. Cuando son creadas y manejadas correctamente, nos hacen estar seguros de que nuestro “yo verdadero” –no las ideas, pensamientos y creencias que no somos nosotros- tiene el control de nuestra vida., Y ellas comparten información con el mundo, diciéndole a todos exactamente quiénes somos, lo que queremos y cómo nos pueden tratar.

Quizá ni siquiera sabías que necesitabas trabajar con parámetros invisibles para mantenerte seguro e íntegro. Según vayas leyendo este libro, descubrirás que no solamente debes tener estar fronteras, sino que teniéndolas tu vida mejora de manera espectacular. Llegarás a confiar en tu nuevo “campo de fuerza” hasta el punto en el que no saldrás de casa –o llegarás a ella- sin ponerlo en marcha.

Las personas que carecen de estos límites o que trabajan con las fronteras dañadas son víctimas de los “merodeadores”: gente que, a sabiendas o no, se aprovecha de nosotros, situaciones que nos hacen caer una y otra vez, y patrones de comportamientos depresivos que nos hacen ser mucho menos felices, amados, apoyados, realizados, respetados y cuidados de lo que nos merecemos. Simplemente, sin fronteras no podemos compartir con el mundo lo que somos. Tampoco recibiremos la recompensa que el mundo nos tiene que proporcionar. 


Los síntomas que indican la presencia de problemas con las fronteras energéticas pueden ir desde lo irritante a lo traumático. Estos síntomas pueden incluir:

-       - Sentirse abrumado por los sentimientos de todo el mundo, por sus estados de ánimo, necesidades, problemas, negatividad e incluso enfermedades.

-       - Complacer habitualmente a la gente, incluso en contra de tus propios intereses.

-       - Ataques de negatividad repentinos y terribles.

-       - Agotamiento, rabia y frustración por el hecho de preocuparse de los demás sin recibir nada a cambio.

-       - Tragedias recurrentes de índole económica, sobre relaciones o vinculadas al trabajo.

-       - Estados depresivos y de enfermedad física, consecuencia de haber absorbido energías externas.

-       - Miedo y distracción causados por energías o situaciones psíquicas o sobrenaturales.

-       - Ansiedad generalizada, consecuencia de necesitar ver siempre los peligros ocultos.

-       - Compulsiones constantes, que a menudo son signos de atender las energías y necesidades de otros en vez de las propias.

-       - El malestar producto de comportarse de una forma que no refleja tu “verdadero yo”, y que te permite tolerar el ridículo de otros.

-       - El sentimiento persistente de que el universo o lo Divino está presente para todos excepto para ti.


Establecer fronteras energéticas sanas para ti mismo requiere trabajo, pero el esfuerzo merece la pena. Cada paso que das incrementa tu exposición a la luz y a la dicha, y disminuye tu exposición a fuentes de negatividad y agotamiento. La meta final es alinear tus fronteras espirituales para que, de una forma más elegante, reflejen tu verdadera esencia espiritual. Este alineamiento asegura que cada capa y cada nivel de tu ser deja entrar la energía de apoyo, manteniendo fuera la energía negativa. 

Extracto del libro Fronteras energéticas de Cyndi Dale


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...