"Si no fuera por el empeño que ponemos en la negación, la represión y la duda, nuestra vida sería una revelación constante." Deepak Chopra

Etiquetas

2012 (9) 2013 (9) 2014 (5) adivinación (1) Adyashanti (2) agenda (13) Alejandro Jodorowsky (3) alimentación (4) alma (25) Amma (2) Amorah Quan Yin (2) Amparo Arteaga (1) amuletos (1) ángeles (10) Animales (8) Aquí y Ahora (37) Arcángel Miguel (6) Arcángel Rafael (1) Arcangeloi de los Elohim (1) ascensión (19) astrología (9) aura (5) AVI-HAY (1) Biodescodificación (2) Brahma Kumaris (1) budismo (11) campos morfogenéticos (8) canalizaciones (63) canciones (17) Carl Gustav Jung (3) Carl Honoré (1) chakras (6) citas (89) co-creación (42) conciencia (66) conferencias (10) Confucio (1) cristales (13) cursos (4) Cyndi Dale (1) Dalai Lama (1) Daniel Cipolat (1) Daniel López de Medrano (1) David del Rosario (1) David Topí (3) Deepak Chopra (5) desapego (25) despertar (61) Dimensiones (16) Dios-Fuente... (33) documentales (14) Eckhart Tolle (9) Eduard Punset (1) Edward Bach (4) ego (29) EJERCICIOS Y PRÁCTICAS (60) Emilio Carrillo (6) energía (36) Enric Corbera (1) entrevistas (17) epigenética (1) Era de Acuario (9) evolución (23) extraterrestres (5) física cuántica (6) Flores de Bach (2) Gandhi (4) Gerrit Gielen (1) Hilarión (10) iluminación (6) índigos y cristales (5) Jeff Foster (1) Jesús-Jeshua (10) Joe Dispenza (1) Jordi Morella (3) Jorge Carvajal (2) Jorge Oyhanarte (1) José Figueroa (2) José María Doria (2) Judy Hall (8) karma (1) Ken Wilber (1) Krishnamurti (4) Kryon (10) Kuthumi (1) La Madre Tierra (37) Lao-Tse (2) Lee Carrol (12) Ley de la Atracción (3) libros (48) Lyall Watson (3) Madre Divina (9) mandalas (1) mantras (2) Marco Giovarruscio (2) María Magdalena (1) Marie Lise Labonte (1) Mark Borax (1) masa crítica (27) Masaru Emoto (3) mass media (12) Matías de Stefano (9) Mayas (1) meditación (19) meditaciones guiadas (3) Meher Baba (1) mente (37) Miguel Blanco (1) Mihalyi Csikzentmihalyi (1) mindfulness (7) misión (13) Mooji (1) movimiento slow (2) muerte (8) NASA (1) Naturaleza (15) Nueva Gaia (26) Numerología (1) oraciones (3) Osho (3) Paloma Cabadas (10) Pamela Kribbe (14) Paramahansa Yogananda (1) películas (7) pirámides (2) profecías (1) protección energética (18) reencarnación (21) reflexiones (3) registros akashicos (1) reiki (6) relajación (2) respiración (4) Robert Lanza (1) Rupert Sheldrake (5) Saint Germain (3) salud (42) San Juan de la Cruz (1) sanación (56) Sanación Akashica (1) Sandra Murguet (3) seres de luz (15) Sergi Torres (5) sonrisas (3) Sueños (1) Tao Te Ching (1) Thích Nhât Hanh (4) Trabajadores de la Luz (28) Tulku Lama Lobsang (2) unidad (54) universo (29) universo fractal (7) Vani Sousa (1) Vicent Guillem (2) Victor Brossa (1) Virginia Blanes (1) visualización (7) Wayne W. Dyer (3) ZaKaiRan (2) Zen (1)

*¿Quiénes son los trabajadores de la luz?

Los trabajadores de la luz son almas que han elegido desde su libertad utilizar su poder para ayudar al universo en su camino hacia la evolución. Trabajan para la expansión de la luz que es la expresión básica de todo en el universo. A nivel mental representa la máxima sabiduría y a nivel emocional o experiencial en el cuerpo es el amor. Estos tres componen el estado de conciencia de un alma. Ésta es la santa trinidad que tanto escuchamos nombrar pero no terminamos de comprender. Todas son la misma cosa en uno, sólo que en tercera dimensión por nuestra naturaleza dual se produce la sensación de separación. 

¿Cómo es un trabajador de la luz en la tierra?
 
Todas las almas son iguales. Pero en cuanto a la naturaleza de su conciencia en tercera dimensión, es un ser que lo consume una pasión por servir y ayudar a los demás y que ha elegido libremente seguir ese ímpetu interior. La expansión es el modo en que la energía universal es percibida por el alma encarnada. La misma fuerza guía a la luz, al conocimiento, y al amor. Por eso se dice que el amor es expansivo. 

 
Tres cosas que hacen al servicio de un trabajador de la luz: Cooperar aceptando los cambios y realizando los esfuerzos que su entrono necesita para crear un lugar de paz. Ésta es su segunda característica: Construir la paz.
Y ésta sólo es posible por medio del Compartir: que se manifiesta en el dar y recibir. Dar y recibir no sólo en lo material sino en lo mental y afectivo.
Por ejemplo: dar el perdón para poder recibir perdón, dar confianza para recibir confianza o dar atención para que los demás estén atentos y respondan a nuestras necesidades.

 
¿Para quién trabajamos y por qué trabajadores?
 
Trabajamos para el amor. Cuya misión es la paz.
El amor es la fuerza que rige al universo en cada uno de sus resquicios. No existe un lugar sin amor, de eso debemos estar seguros. Sólo existen lugares en los que, debido a su gran densidad, tienen bajas frecuencias de amor y cuesta percibirlo, pero es imposible que algo exista fuera de lo que es el útero de todo. 


Este amor posee una misión y es el mantenimiento del orden cósmico que representa al equilibrio de los opuestos que hay en el universo y por los cuales todo es manifestado. En tercera dimensión este equilibrio recibe el nombre de "Paz". Por eso construir la paz es la mayor misión de un trabajador de la luz. La paz es un estado de lucha interior cuyo triunfo puede verse reflejado en el mundo que nos rodea a diario. Y esto requiere un esfuerzo por el cual recibimos el nombre de trabajadores. El trabajador de la luz es un trabajador del equilibrio interior, la paz mundial y el orden cósmico. Y todo comienza en el mismo punto: uno mismo. El camino de la evolución del universo empieza y termina en el amor. Por eso es tan importante para el universo que te ames.


"Ser trabajador de la luz es un privilegio que todos poseemos pero sólo nosotros tenemos el poder de dárnoslo y esto es una gracia que requiere de una prueba día a día para poder obtenerla".

_____________________

Fuente: www.nuevagaia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...