"Si no fuera por el empeño que ponemos en la negación, la represión y la duda, nuestra vida sería una revelación constante." Deepak Chopra

Etiquetas

2012 (9) 2013 (9) 2014 (5) adivinación (1) Adyashanti (2) agenda (13) Alejandro Jodorowsky (3) alimentación (4) alma (25) Amma (2) Amorah Quan Yin (2) Amparo Arteaga (1) amuletos (1) ángeles (10) Animales (8) Aquí y Ahora (37) Arcángel Miguel (6) Arcángel Rafael (1) Arcangeloi de los Elohim (1) ascensión (19) astrología (9) aura (5) AVI-HAY (1) Biodescodificación (2) Brahma Kumaris (1) budismo (11) campos morfogenéticos (8) canalizaciones (63) canciones (17) Carl Gustav Jung (3) Carl Honoré (1) chakras (6) citas (89) co-creación (42) conciencia (66) conferencias (10) Confucio (1) cristales (13) cursos (4) Cyndi Dale (1) Dalai Lama (1) Daniel Cipolat (1) Daniel López de Medrano (1) David del Rosario (1) David Topí (3) Deepak Chopra (5) desapego (25) despertar (61) Dimensiones (16) Dios-Fuente... (33) documentales (14) Eckhart Tolle (9) Eduard Punset (1) Edward Bach (4) ego (29) EJERCICIOS Y PRÁCTICAS (60) Emilio Carrillo (6) energía (36) Enric Corbera (1) entrevistas (17) epigenética (1) Era de Acuario (9) evolución (23) extraterrestres (5) física cuántica (6) Flores de Bach (2) Gandhi (4) Gerrit Gielen (1) Hilarión (10) iluminación (6) índigos y cristales (5) Jeff Foster (1) Jesús-Jeshua (10) Joe Dispenza (1) Jordi Morella (3) Jorge Carvajal (2) Jorge Oyhanarte (1) José Figueroa (2) José María Doria (2) Judy Hall (8) karma (1) Ken Wilber (1) Krishnamurti (4) Kryon (10) Kuthumi (1) La Madre Tierra (37) Lao-Tse (2) Lee Carrol (12) Ley de la Atracción (3) libros (48) Lyall Watson (3) Madre Divina (9) mandalas (1) mantras (2) Marco Giovarruscio (2) María Magdalena (1) Marie Lise Labonte (1) Mark Borax (1) masa crítica (27) Masaru Emoto (3) mass media (12) Matías de Stefano (9) Mayas (1) meditación (19) meditaciones guiadas (3) Meher Baba (1) mente (37) Miguel Blanco (1) Mihalyi Csikzentmihalyi (1) mindfulness (7) misión (13) Mooji (1) movimiento slow (2) muerte (8) NASA (1) Naturaleza (15) Nueva Gaia (26) Numerología (1) oraciones (3) Osho (3) Paloma Cabadas (10) Pamela Kribbe (14) Paramahansa Yogananda (1) películas (7) pirámides (2) profecías (1) protección energética (18) reencarnación (21) reflexiones (3) registros akashicos (1) reiki (6) relajación (2) respiración (4) Robert Lanza (1) Rupert Sheldrake (5) Saint Germain (3) salud (42) San Juan de la Cruz (1) sanación (56) Sanación Akashica (1) Sandra Murguet (3) seres de luz (15) Sergi Torres (5) sonrisas (3) Sueños (1) Tao Te Ching (1) Thích Nhât Hanh (4) Trabajadores de la Luz (28) Tulku Lama Lobsang (2) unidad (54) universo (29) universo fractal (7) Vani Sousa (1) Vicent Guillem (2) Victor Brossa (1) Virginia Blanes (1) visualización (7) Wayne W. Dyer (3) ZaKaiRan (2) Zen (1)

* PROGRAMACIÓN Y LIMPIEZA DE CRISTALES Y GEMAS


Limpieza de cristales

Los cristales que no son friables ni tienen junturas pueden dejarse debajo del agua corriente o sumergirse en el mar o en agua salada. Mientras lo haces, mantén la atención de que se lave toda la negatividad y de que el cristal se reenergetice. Poner el cristal a la luz del sol o de la luna durante unas horas también puede recargar sus baterías, siempre que no se trate de una piedra que se oscurezca bajo la luz del sol y que se tenga cuidado de que los rayos no se enfoquen donde podrían comenzar un fuego; recuerda que la luz del sol recorre un arco en el firmamento a medida que avanza el día.

Los cristales friables o los conglomerados cristalinos pueden dejarse en sal marina o en sal de roca durante la noche. Posteriormente, limpia con suavidad cada partícula de sal, pues podrían dañar el cristal, especialmente en un ambiente húmedo.

Cornalinas rodadas
Ciertos cristales tienen la habilidad de limpiar a otros cristales. Guarda una cornalina en una bolsa de piedras rodadas y nunca necesitarás limpiarlas por ningún otro método. Un pequeño cristal puede dejarse dentro de un pequeño conglomerado de cuarzo blanco y dejarse toda la noche.

Puedes ahumar los cristales o pasarlos por la luz de una vela. También puedes visualizarlos rodeados de luz, lo que los purifica y energetiza.

Una de las maneras más sencillas de purificar un cristal es usar un limpiador específico, que se puede adquirir por internet. Sólo necesitas poner una o dos gotas sobre el cristal, o rociarlo con un atomizador de agua a la que se le hayan añadido unas gotas de limpiador; si se rocía con suavidad, los cristales que se desmenuzan fácilmente, no resultarán dañados.

Existe otro método que utilizaban los chamanes que consiste en colocar los cristales o gemas en una pequeña bolsa, con el fin de no perderlos, y sumergirlos en el cauce de un pequeño río o arroyo de agua cristalina, o mejor aún, en una cascada. Además, uno de los métodos más eficaces y rápidos  es dejar los cristales en contacto con agua de mar, también en el interior de una pequeña bolsa. El agua marina, junto con el poder del oleaje, resulta excepcional para limpiar las gemas.

Activación

Cuando activamos una gema o cristal estamos ayudándola a recuperar y potenciar sus cualidades, así como a cargarse de energías renovadas. Para conseguirlo podemos escoger uno de los métodos que se exponen a continuación.

Llevarla a sitios de poder, es decir, espacios donde las energías sean potentes y positivas: la parte alta de una montaña, la zona profunda de una gruta, junto a un acantilado, a la orilla del mar, templos… La naturaleza, ya sea marina o montañosa, está cargada de iones negativos que interactúan y cargan la gema. En el caso de los templos, son energías superiores de una gran pureza espiritual las que les otorgan equilibrio y claridad.

Exponer la gema lo más frecuentemente posible a la luz del sol, así como a la de la luna. Recientes experiencias han demostrado que en la luz del sol los rayos azules predominan por la mañana, los amarillos a mediodía, los rojos por la tarde, los verdes entre la mañana y el mediodía, los anaranjados entre el mediodía y la tarde, los índigos en  la aurora, y en medio de la noche, los violetas.

Dejar la gema en el exterior durante una tormenta eléctrica o bajo una fuerte lluvia. Esto le permitirá cargarse de iones negativos.

Uno de los métodos más interesantes y efectivos consiste en activar los cristales mediante el sonido, más específicamente el sonido de armónicos. Para esto se utiliza el llamado cuenco tibetano, compuesto de aleaciones de metales, o bien se puede realizar con cuencos de cuarzo. Se coloca el cristal o gema al lado del cuenco y éste se toca de forma suave y continua, iniciando la activación durante, más o menos, un minuto. Así el cristal se activa al bañarse con las vibraciones sonoras.

Programar tu cristal

La programación de la gema es una de las partes más importantes de la técnica sanadora con gemas. Las gemas desprenden vibraciones y, de forma consciente o inconsciente, siempre interactuamos con sus energías. Sin embargo, al programar una gema, su energía se canaliza con un fin específico porque nuestra energía mental consciente lanza un mensaje claro y definido sobre los fines que buscamos de esa gema.

Nuestros pensamientos tienen poder y fuerza. Cuando nuestra mente y nuestro ser interno se centran conjuntamente en un fin, emanan una energía que se describe claramente en física cuántica como capaz de alterar resultados y alcanzar fines de otras energías externas. Programar un cristal es centrarnos en un pensamiento claro, directo y específico que manifiesta el deseo que queremos alcanzar con ella. De esta forma, la energía emanada por la gema se potencia para conseguir ese fin, por lo que se ha de tener muy claro qué se desea conseguir.

Tienes que dedicar tus cristales al propósito para el que los uses. Dedica un nuevo cristal en cuanto lo hayas limpiado. Esto enfoca la energía.

Toma el cristal en tus manos. Imagínalo rodeado de luz. Si esto te resulta difícil, sostén los cristales en tus manos frente a una fuente de luz. Di en voz alta: “Dedico este cristal al mayor bien para todos. Que pueda ser usado en paz y amor”.

Para programar tu cristal, sostenlo. Ábrete a la guía superior. Considera el propósito para el que deseas usarlo. Sé específico. Si quieres que atraiga amor, describe exactamente qué tipo de amor estás buscando. Si estás buscando sanación, di con precisión para qué enfermedad y qué quieres que ocurra. Cuando hayas formulado tu programa, sintonízate con el cristal. Asegúrate de que éste es exactamente el cristal justo para tu propósito. Cuando estés totalmente sintonizado, pronuncia en voz alta: “Programo este cristal para (tu propósito).”
Después, coloca el cristal en un lugar donde lo veas frecuentemente o guárdalo en tu bolsillo. Puede ser de ayuda que lo sostengas dos o tres veces al día, o más. Es posible que tengas que repetir varias veces la programación.

Extractos de los libros  La Biblia de los Cristales de Judy Hall y Piedras y Cristales. Propiedades Mágicas y Curativas, de Helena Galiana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...