"Si no fuera por el empeño que ponemos en la negación, la represión y la duda, nuestra vida sería una revelación constante." Deepak Chopra

Etiquetas

2012 (9) 2013 (9) 2014 (5) adivinación (1) Adyashanti (2) agenda (13) Alejandro Jodorowsky (3) alimentación (4) alma (25) Amma (2) Amorah Quan Yin (2) Amparo Arteaga (1) amuletos (1) ángeles (10) Animales (8) Aquí y Ahora (37) Arcángel Miguel (6) Arcángel Rafael (1) Arcangeloi de los Elohim (1) ascensión (19) astrología (9) aura (5) AVI-HAY (1) Biodescodificación (2) Brahma Kumaris (1) budismo (11) campos morfogenéticos (8) canalizaciones (63) canciones (17) Carl Gustav Jung (3) Carl Honoré (1) chakras (6) citas (89) co-creación (42) conciencia (66) conferencias (10) Confucio (1) cristales (13) cursos (4) Cyndi Dale (1) Dalai Lama (1) Daniel Cipolat (1) Daniel López de Medrano (1) David del Rosario (1) David Topí (3) Deepak Chopra (5) desapego (25) despertar (61) Dimensiones (16) Dios-Fuente... (33) documentales (14) Eckhart Tolle (9) Eduard Punset (1) Edward Bach (4) ego (29) EJERCICIOS Y PRÁCTICAS (60) Emilio Carrillo (6) energía (36) Enric Corbera (1) entrevistas (17) epigenética (1) Era de Acuario (9) evolución (23) extraterrestres (5) física cuántica (6) Flores de Bach (2) Gandhi (4) Gerrit Gielen (1) Hilarión (10) iluminación (6) índigos y cristales (5) Jeff Foster (1) Jesús-Jeshua (10) Joe Dispenza (1) Jordi Morella (3) Jorge Carvajal (2) Jorge Oyhanarte (1) José Figueroa (2) José María Doria (2) Judy Hall (8) karma (1) Ken Wilber (1) Krishnamurti (4) Kryon (10) Kuthumi (1) La Madre Tierra (37) Lao-Tse (2) Lee Carrol (12) Ley de la Atracción (3) libros (48) Lyall Watson (3) Madre Divina (9) mandalas (1) mantras (2) Marco Giovarruscio (2) María Magdalena (1) Marie Lise Labonte (1) Mark Borax (1) masa crítica (27) Masaru Emoto (3) mass media (12) Matías de Stefano (9) Mayas (1) meditación (19) meditaciones guiadas (3) Meher Baba (1) mente (37) Miguel Blanco (1) Mihalyi Csikzentmihalyi (1) mindfulness (7) misión (13) Mooji (1) movimiento slow (2) muerte (8) NASA (1) Naturaleza (15) Nueva Gaia (26) Numerología (1) oraciones (3) Osho (3) Paloma Cabadas (10) Pamela Kribbe (14) Paramahansa Yogananda (1) películas (7) pirámides (2) profecías (1) protección energética (18) reencarnación (21) reflexiones (3) registros akashicos (1) reiki (6) relajación (2) respiración (4) Robert Lanza (1) Rupert Sheldrake (5) Saint Germain (3) salud (42) San Juan de la Cruz (1) sanación (56) Sanación Akashica (1) Sandra Murguet (3) seres de luz (15) Sergi Torres (5) sonrisas (3) Sueños (1) Tao Te Ching (1) Thích Nhât Hanh (4) Trabajadores de la Luz (28) Tulku Lama Lobsang (2) unidad (54) universo (29) universo fractal (7) Vani Sousa (1) Vicent Guillem (2) Victor Brossa (1) Virginia Blanes (1) visualización (7) Wayne W. Dyer (3) ZaKaiRan (2) Zen (1)

* LA GRAN TRANSICIÓN


 Las páginas de las canalizaciones que siguen y las de las co­municaciones anteriores (Libro 1 de Kryon y Libro II de Kryon) les contarán claramente la historia de lo que ha transpirado en los pocos y últimos años en relación con la Tierra. Toda la razón de estar aquí se debe a su propio trabajo. Mi servicio se ofrece en respuesta al cambio producido en el planeta, un cambio que uste­des mismos han creado. Como persona individual, quizá se pre­gunte: «Yo no recuerdo haber hecho nada especial. ¿Qué hice?». Como planeta, sin embargo, los humanos elevaron gradualmente la vibración de la Tierra, para permitir un futuro que no fue pre­visto... ¡por nadie!

Ahora tienen que afrontar muchos cambios. Y mi trabajo aquí no sólo consiste en facilitar el magnetismo que les permita su propio crecimiento, sino el darles información amorosa acerca de lo que está ocurriendo. Todo lo que hago aquí se halla centra­do sobre un único propósito: ofrecerles paz en cuanto al cambio, ofrecerles información que tendrá tanto sentido para ustedes que su entidad será capaz por sí misma, y les permitirá tomar el po­der que les pertenece. Estos cambios pueden crear un gran temor en aquellos que se imaginan regularmente el drama en sus vidas para mantenerlas agitadas.

Siempre habrá humanos que lo hacen así para sentirse cómodos. Lleve cuidado con los vaticinadores de la perdición, que difunden el temor con el único propósito de alcanzar control o fama. El profeta que le dice que el cielo se hunde recibirá mucha más atención que aquel otro que le dice que eso no es así. Esto responde a un viejo concepto de energía, que ya no es apropiado para ustedes. El nuevo sistema de energía en esta Nueva Era se basa en el amor. Piensen en ello. ¿No cree que ha llegado ya el momento de que su estilo de vida y sus pen­samientos más internos empiecen a corresponderse con los esti­los de los numerosos maestros que han caminado por este plane­ta y a los que ustedes respetan tanto? Aquellos de ustedes que tienen la espiritualidad en un concepto muy alto, tienen también un mensaje basado en el amor. Y alrededor de los mensajes de amor se produjeron milagros maravillosos y una actitud pacífica. Han separado a esas entidades de ustedes, y las han catalogado como especiales. Muchos de ustedes las han tomado como ejem­plos, y algunos incluso las adoran erróneamente..., confiando en que esta acción les permita acercarse más a Dios. Ahora les digo que el sistema de la Nueva Era es amor. Estará de acuerdo con sus cambios cuando se mueva en una dirección con esos atribu­tos, y cooperará con su vida a medida que la co-creen. Será exac­tamente lo opuesto si no hacen nada y no se mueven espiritual­mente. Aquí no hay implicado ningún castigo, sino sólo una falta de crecimiento y una vida más corta de sentirse incómodo y te­meroso.

Actualmente la sensación que está experimentando buena parte de la humanidad, puede resultar incómoda si uno se en­cuentra viéndolo en una mecedora que le resulta familiar y que de pronto está cambiando. La mecedora les ha servido bien du­rante eones. Cierto que está sucia y ya no es muy cómoda, pero les resulta familiar y, por lo tanto, confían en que siempre será lo mismo. Para algunos, esta mecedora de familiaridad contiene có­lera, victimización y una naturaleza quejumbrosa. ¿Por qué no? Si funcionó bien y siempre le ofreció el necesario apoyo de simpa­tía mientras traspasaba los problemas a los demás, ¿por qué cam­biar entonces? De repente, sin embargo, la mecánica de estas ac­ciones ya no ofrecerá los mismos resultados, y la reacción que tendrán los humanos ante esto será el temor. ¿Qué ocurriría si se despertara una mañana y se diera cuenta de que ninguno de sus instrumentos mecánicos funciona de la misma manera que el día anterior? El interruptor A producía la acción B. Enciende las lu­ces apretando un interruptor y obtiene agua abriendo el grifo. ¿Se imagina la desorientación que sentiría hasta que volviera a aprender a apretar los interruptores correctos? Ahora, coloque esto en algún lugar de su mente. Si ha sido siempre de una forma determinada, y la gente que le rodea ha reaccionado siempre de una forma determinada ante usted, eso es algo estable (aunque sea negativo). Si eso cambiara repentinamente y los humanos ya no reaccionaran de formas predecibles a sus viejos métodos, esa situación imaginaria supondría, como mínimo, un verdadero de­safío para su cordura.

Y, no obstante, eso es lo que está sucediendo ahora mismo en sus diversas culturas. Encontrará a su alrededor una sensación de terminación. Son muchos los que se encuentran ya celebran­do el cierre de una época y el inicio de otra nueva. Las viejas tribus del planeta son muy conscientes de lo que está sucedien­do, ya que sus calendarios lo predijeron. El cambio, sin embar­go, será diferente al esperado. Será la época de la graduación, en lugar de la terminación de la vida. Es la graduación de la Tierra y la entrada de la misma en nuevos ámbitos de la galaxia (que estaban anteriormente ocultos). Será la graduación del ser hu­mano que adquirirá una nueva conciencia, y encontrará nuevas formas de vida (anteriormente ocultas).

Aunque seguiré ofreciéndoles algunos de los cambios perso­nales detallados que cabe esperar, si desean una visión de dos mil años acerca de cómo se espera que sean, entonces lea la lista original de las nueve bienaventuranzas de Jesús. Eso constituye el proyecto para el humano de la Nueva Era. Extraño que lo hayan tenido en su regazo durante tanto tiem­po, ¿verdad?, podrían decirse. El mismo maestro del amor les trajo este nuevo paradigma en una forma que ustedes pudieran comprender y estudiar, mucho antes incluso de que la necesita­ran. Ahora lo pueden hacer.


 





Extracto del libro Kryon III. La alquimia del espíritu humano. Enseñanzas canalizadas por Lee Carrol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...