"Si no fuera por el empeño que ponemos en la negación, la represión y la duda, nuestra vida sería una revelación constante." Deepak Chopra

Etiquetas

2012 (9) 2013 (9) 2014 (5) adivinación (1) Adyashanti (2) agenda (13) Alejandro Jodorowsky (3) alimentación (4) alma (25) Amma (2) Amorah Quan Yin (2) Amparo Arteaga (1) amuletos (1) ángeles (10) Animales (8) Aquí y Ahora (37) Arcángel Miguel (6) Arcángel Rafael (1) Arcangeloi de los Elohim (1) ascensión (19) astrología (9) aura (5) AVI-HAY (1) Biodescodificación (2) Brahma Kumaris (1) budismo (11) campos morfogenéticos (8) canalizaciones (63) canciones (17) Carl Gustav Jung (3) Carl Honoré (1) chakras (6) citas (89) co-creación (42) conciencia (66) conferencias (10) Confucio (1) cristales (13) cursos (4) Cyndi Dale (1) Dalai Lama (1) Daniel Cipolat (1) Daniel López de Medrano (1) David del Rosario (1) David Topí (3) Deepak Chopra (5) desapego (25) despertar (61) Dimensiones (16) Dios-Fuente... (33) documentales (14) Eckhart Tolle (9) Eduard Punset (1) Edward Bach (4) ego (29) EJERCICIOS Y PRÁCTICAS (60) Emilio Carrillo (6) energía (36) Enric Corbera (1) entrevistas (17) epigenética (1) Era de Acuario (9) evolución (23) extraterrestres (5) física cuántica (6) Flores de Bach (2) Gandhi (4) Gerrit Gielen (1) Hilarión (10) iluminación (6) índigos y cristales (5) Jeff Foster (1) Jesús-Jeshua (10) Joe Dispenza (1) Jordi Morella (3) Jorge Carvajal (2) Jorge Oyhanarte (1) José Figueroa (2) José María Doria (2) Judy Hall (8) karma (1) Ken Wilber (1) Krishnamurti (4) Kryon (10) Kuthumi (1) La Madre Tierra (37) Lao-Tse (2) Lee Carrol (12) Ley de la Atracción (3) libros (48) Lyall Watson (3) Madre Divina (9) mandalas (1) mantras (2) Marco Giovarruscio (2) María Magdalena (1) Marie Lise Labonte (1) Mark Borax (1) masa crítica (27) Masaru Emoto (3) mass media (12) Matías de Stefano (9) Mayas (1) meditación (19) meditaciones guiadas (3) Meher Baba (1) mente (37) Miguel Blanco (1) Mihalyi Csikzentmihalyi (1) mindfulness (7) misión (13) Mooji (1) movimiento slow (2) muerte (8) NASA (1) Naturaleza (15) Nueva Gaia (26) Numerología (1) oraciones (3) Osho (3) Paloma Cabadas (10) Pamela Kribbe (14) Paramahansa Yogananda (1) películas (7) pirámides (2) profecías (1) protección energética (18) reencarnación (21) reflexiones (3) registros akashicos (1) reiki (6) relajación (2) respiración (4) Robert Lanza (1) Rupert Sheldrake (5) Saint Germain (3) salud (42) San Juan de la Cruz (1) sanación (56) Sanación Akashica (1) Sandra Murguet (3) seres de luz (15) Sergi Torres (5) sonrisas (3) Sueños (1) Tao Te Ching (1) Thích Nhât Hanh (4) Trabajadores de la Luz (28) Tulku Lama Lobsang (2) unidad (54) universo (29) universo fractal (7) Vani Sousa (1) Vicent Guillem (2) Victor Brossa (1) Virginia Blanes (1) visualización (7) Wayne W. Dyer (3) ZaKaiRan (2) Zen (1)

* Niveles de Conexión con Vuestra Alma por Jeshua canalizado por Pamela Kribbe



Queridos amigos, soy Jeshua y los saludo con mi corazón. Estamos aquí juntos, y con esto quiero decir que mientras nos sentamos aquí está teniendo lugar una fusión de energías. Imaginen que el aspecto más elevado y hermoso de ustedes se reconoce en otro y aumenta muchas veces debido a ese reconocimiento. A menudo ustedes ven en los demás su belleza, su riqueza interior, su refinamiento, de una manera mucho más clara y completa que al ver esas cualidades en ustedes mismos. Observando y siendo conscientes del otro, ustedes le dan a esa persona fe y confianza en sí mismo.

Ahora reconózcanse uno al otro. Déjenlo fluir, déjenlo suceder, dejen que vuestra alma sea tocada por esto. Siempre que vuestra alma sea tocada, ella desciende más plenamente dentro de la Tierra. Cuando ustedes son llevados hacia adentro en un momento de reconocimiento, de inspiración, de emoción, vuestra alma desciende más plenamente dentro de vuestro cuerpo porque se siente más bienvenida y en el hogar en la Tierra. Sucede una interacción entre ustedes y vuestra alma.

¿Entonces quiénes son “ustedes” en relación con vuestra alma? Yo hago esta pregunta porque esa relación generalmente no es comprendida. Algunos de ustedes conciben al alma como algo externo a ustedes – lejos y por encima de ustedes. Entonces se sienten como un ser insignificante que quiere toda clase de cosas, y experimentan vuestra alma como si fuese un poder fuera de ustedes que podría – de vez en cuando – intervenir a vuestro favor, pero también sienten que están más o menos a su merced.

Pero ustedes no están fuera de vuestra alma y vuestra alma no está fuera de ustedes. El alma – vuestra alma – está dentro de ustedes, aquí en este lugar así como también en cualquier lugar que estén – ustedes son parte de vuestra alma. Y aunque vuestra alma también es una parte de ustedes, “ustedes” no son toda vuestra alma, “ustedes” no son equivalentes a vuestra alma. Hay una parte de vuestra alma encarnada en ustedes; vive y se mueve en ustedes. Pero también hay una parte que no termina de “encajar” aquí, por decirlo así; una parte que queda atrás. O podrían expresar este concepto, desde un punto de vista terrenal, como una parte que es demasiado vasta para ser contenida en un cuerpo y personalidad terrenal.

Así que hay una interacción entre ustedes y vuestra alma, mientras que al mismo tiempo ustedes son uno y lo mismo. Son de la misma esencia y no están separados unos de otros. La interacción entre ustedes y vuestra alma tiene que ver con cuánto de vuestra energía del alma ustedes admitirán dentro de vuestra vida en la Tierra. ¿Es una chispa ocasional de inspiración, es obtener un indicio de una conciencia expandida, o ustedes permiten que el alma penetre más profunda y plenamente y dan forma a vuestra existencia terrenal de un modo inmediato y radical?

Ése es el proceso en el que ustedes se hayan ahora: ir aún más profundo; este proceso de fundirse con vuestra alma por medio de rendirse completamente al flujo de vuestra alma. Y nadie más que ustedes los forzará a hacer esto. Es una elección que hacen ustedes: permitirse actuar según lo que vuestra alma les insta a ser o hacer. ¿Y cuándo ustedes deciden hacer esto? Ustedes deciden esto en el momento en que se dan cuenta de que es absolutamente necesario hacerlo; que éste es el único modo posible para ustedes. Generalmente es precedido por un período de tiempo en el que difícilmente escucharon la voz de vuestra alma. Trataron de hacerlo por cuenta propia, desde vuestra cabeza, desde ideas prevalecientes que venían a ustedes desde el exterior: desde la presión externa y el miedo. Hubo muchas razones por las que no escucharon a vuestra alma, lo que hizo que llegaran a alejarse de esa voz – de modo que se volvió un extraño para ustedes.

Esto es lo que la mayoría de ustedes ha llegado a asociar con ser un humano en la Tierra; que se han alienado de vuestras raíces, de vuestro origen cósmico, de vuestra alma. Luego el proceso de encarnación pasa a ser muy estresante, un proceso doloroso. Descender dentro del cuerpo entonces significa decirle adiós a quienes ustedes son, vuestro origen – esencialmente dejar vuestro Hogar. Ésa es una tarea casi imposible, y luego sólo es natural que ustedes vayan a añorar el Hogar y quieran escapar del mundo donde no se sienten en el Hogar.

Para cada uno hay un camino único en la Tierra, pero todos experimentarán por un largo tiempo estar desconectados de la voz de vuestra alma. Hasta que se dan cuenta de que: “no puedo más seguir así; estoy totalmente estancado. Cuando vivo sólo desde mi cabeza, sólo desde el miedo, desde lo que “debería ser” y “debe ser”, me siento muerto por dentro.” Sólo cuando ustedes comiencen a experimentar este dilema muy intensamente estarán abiertos a una voz diferente, a un recuerdo de quienes realmente son. Entonces luego, a un cierto nivel, ustedes tienen que ceder a vuestro impulso del alma.

El arte de hacer esto es abrirse a lo nuevo y liberar las viejas ideas de seguridad, y esto a menudo es muy difícil para los seres humanos. Ustedes asocian hacer esto con sacrificar, con estar al final de vuestra cuerda y con sentimientos de desilusión, de amargura y de depresión. Pero también lo pueden ver como un momento de desesperación final, de ya no ser capaces de continuar de la vieja manera, como si una puerta se entreabriera a una nueva posibilidad. Ahora ustedes pueden tomar ventaja de tal crisis interior para empujar a través de esa puerta hacia otra realidad.

Este empuje requiere fuerza interior, porque justo en este momento de absoluto desaliento están siendo impulsados a dar un giro y a confiar en algo nuevo que aún no conocen. Es como tener un desorden en el piso delante de ustedes y detrás de ustedes hay una puerta, ligeramente entreabierta, a través de la cual brilla un haz de Luz. Si ustedes permanecen sentados de espaldas a la puerta y miran el desorden, eso provoca más sentimientos de penumbra, de desesperación y de desesperanza. ¿Cómo pueden entonces tener la certeza de que esta puerta detrás de ustedes puede darles la posibilidad de algo diferente, de algo fresco? Esa certeza, de que la puerta puede abrirse, comienza a sentirse cuando hacen una conexión con vuestra alma.

Ustedes pueden vivir en la vida a través del dolor y de la desesperación de dos formas muy diferentes. Una forma es que ustedes sean totalmente absorbidos por ella, y eso significa que toda vuestra energía, todo lo que es consciente en ustedes, sea llevado por las olas del miedo, de la amargura, incluso del odio. Vuestro pensamiento se tiñe de eso, entonces a la larga vuestras emociones y vuestro cuerpo también se verán afectados por eso. Pero hay otra manera, una contrafuerza. Ustedes pueden, en esos momentos, volverse conscientes de lo que está sucediendo dentro de ustedes y entonces retirarse de la corriente descendente. Hay algo dentro de ustedes que lo observa de cerca, sin juzgar, desde una consciencia que es más grande que vuestra voluntad terrenal, que vuestras ideas terrenales, que vuestra educación, vuestros miedos y todo lo viejo que conocen del pasado. Entonces vuestra alma entra dentro de vuestro campo terrenal. A menudo sucede, para decirlo sin rodeos, que un desorden debe emerger antes de que ustedes se sientan obligados a entrar a otra forma de consciencia. Es precisamente durante un período de crisis que puede haber un cambio en vuestra conciencia y entonces pueden verse desde una perspectiva más amplia.

Entonces la conciencia dentro de ustedes se vuelve muy silenciosa y calma. Sientan ese silencio por un momento; presten atención a algo en vuestra vida para lo cual no tengan respuesta, algo en que ya hayan pensado en muchas oportunidades, que hayan observado desde todos los ángulos y que con frecuencia hayan experimentado todas las emociones que le pertenecen. Ahora pónganse en un punto quieto de observar la situación sin esperar una respuesta. Sientan como una cierta paz inmediatamente se hace presente. Ése es el significado de renunciar a “la lucha”, lo cual no significa que todo vaya a permanecer igual y que nada cambie. Significa que ustedes crean espacio para lo nuevo, y no por medio de pensar en lo que ya es conocido ni buscando respuestas y soluciones en el pasado y en lo que está detrás de ustedes. Lo desconocido, lo nuevo, lo fresco, sólo puede entrar a través del silencio por medio de lo que no se conoce, y a través de rendirse al silencio.

Permitan que el silencio que los rodea fluya a través de vuestro cuerpo. Estando tranquilos de esta manera, ustedes sueltan las viejas certezas de viejas ideas de cómo deberían ser las cosas en vuestra vida, de convicciones a las cuales se hayan aferrado. Dejen que todo eso se aleje como las hojas muertas de un árbol en el otoño, mientras la energía de vuestra alma sopla como un viento suave a través de vuestra aura. Imaginen que todo lo que es viejo, todo lo que ya no necesiten, todo lo que haya sido vivido y digerido, desaparece suavemente. Es sólo cuando ustedes ya no saben más, que pueden soltar más fácilmente. De este modo recobran una nueva fuerza dentro de ustedes.

Cuanto más vacío y despejado se sienta vuestro campo de energía, más puede ser llenado por vuestra alma. Y desde el silencio brotan nuevas ideas que no son alimentadas por vuestra cabeza o por vuestra voluntad. Las nuevas ideas vienen a ustedes desde el exterior, por decirlo así. Algo florece, inesperadamente, y eso no tiene que ocurrir inmediatamente. Lo que sucede en este proceso es que las inspiraciones y las intuiciones surgen libre y naturalmente alimentándolos con nuevos impulsos.

Llegado a este punto explicaré algo acerca de los niveles en los que ustedes pueden sentir y experimentar vuestra alma, y hay más de un nivel en el cual pueden sentir y estar sintonizados con vuestra alma. Recién hablamos de cómo el alma puede revelarse a través del silencio, a través de la pura conciencia. Esa experiencia también es un sentimiento muy profundo de estar en el Hogar, basada en una habilidad de permanecer arraigados, de estar completamente en el presente y de no ser arrastrados por toda clase de distracciones causadas por los pensamientos y las emociones. Ése es uno de los niveles más profundos en el cual ustedes pueden tener una conexión con vuestra alma: sintiendo su pura Presencia.

Ese estado de silencio tiene un efecto positivo, inmediato, en vuestro cuerpo, en vuestros pensamientos y en vuestras emociones. Es el poder sanador del silencio. Cuando ustedes están ahí, el alma ya no es más algo que está fuera de ustedes, sino que es físicamente muy tangible en la parte más baja de vuestro cuerpo, en vuestro abdomen, en vuestras piernas y pies. Sean conscientes de cómo se siente en vuestro cuerpo cuando vuestra alma está totalmente conectada con ustedes y ustedes están completamente ahí con vuestra alma. Sientan la solidez de esta conexión y también su paz y tranquilidad. Esta experiencia de paz y tranquilidad – ese silencio profundo – es la base de toda conexión con el alma. Si esa tranquilidad silenciosa no está ahí, vuestra conexión con vuestra alma no es completa.

¿Por qué digo esto? Porque hay otro nivel en el cual ustedes pueden conectar con el alma y ese nivel está localizado físicamente en la parte superior de vuestro campo de energía. Muchos de ustedes son dotados intuitivamente y también son clarividentes. Desde vuestro sexto sentido, desde vuestra habilidad energética para percibir todo lo que los rodea, ustedes pueden pescar los estados de ánimo y pensamientos de los demás. Esto puede suceder desde el tercer ojo o pueden sentir a los demás desde vuestro corazón.

Probablemente cuando comienzo a hablar de esto ustedes ya sienten que vuestra energía se está volviendo más inquieta y que asciende hacia arriba. La tranquilidad se ha ido. Están peligrando perder vuestro centro a medida que se sintonizan con las muchas energías que los rodean. Esto también sucede cuando se conectan en vuestro corazón y mente con vuestras ideas de cómo quisieran que sea la Tierra en vuestras visiones del futuro. A menudo ellas los elevan por encima de ustedes mismos. Entonces ahí parece haber una conexión intuitiva con vuestra alma, pero al mismo tiempo esa conexión no está totalmente arraigada y no está ocurriendo totalmente desde el silencio y el sosiego del que hablé antes. Ustedes pueden ser tomados por la visión de la nueva era, una energía de la Tierra centrada en el corazón, y al mismo tiempo desilusionarse mucho porque esto no está sucediendo en vuestra vida tan pronto como ustedes quisieran, y por tanta resistencia y oposición en el mundo. De este modo están en desacuerdo con la sociedad que los rodea y pareciera como si ustedes no encajaran en este mundo.

Aunque lo deseos y sentimientos que ustedes tienen, las premoniciones de una nueva Tierra, nacen de la conexión con vuestra alma, es importante permitir que esa energía de inspiración descienda totalmente dentro de vuestro campo de energía, de vuestro cuerpo y de vuestro abdomen. Si ustedes tienen algunas ideas acerca de lo que desean para el futuro, entonces sientan esas ideas y esa energía del futuro en vuestro corazón. Sientan también el fuego que vive dentro de ustedes y permitan que ese fuego se eleve para fundir más sólidamente la energía dentro de ustedes. Luego dejen que esa energía fortalecida del futuro descienda dentro de vuestro abdomen, de vuestras piernas y de vuestros pies hasta que se vuelva silenciosa y tranquila – hasta que ustedes se vuelvan silenciosos y tranquilos. En ese momento vuestra alma y los mensajes que reciben de vuestra alma tocan la Tierra. Luego puede ponerse en marcha un flujo arraigado, realista, y ustedes permanecen completamente en contacto con vuestra realidad material mientras que al mismo tiempo también se mantienen conectados con vuestra alma. Entonces habrán construido un puente entre ambos.

Yo veo cómo muchos de ustedes Trabajadores de la Luz por momentos están totalmente absorbidos por visiones de otro mundo, mientras que al mismo tiempo pierden vuestra conexión con este mundo, aquí y ahora, el cual no está sólo fuera de ustedes, sino también dentro de ustedes. Ustedes se escinden y se crean dicotomías entre la Luz y la oscuridad dentro de ustedes y entre ustedes y el mundo fuera de ustedes. Esas dicotomías producen lucha y tensión, tanto adentro como afuera.

Ahora vuestro desafío es realmente renunciar a lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo en las profundidades de vuestro ser terrenal, en todos los niveles: en la cabeza, en el corazón, en el abdomen. Vuestra alma sólo puede enraizarse a la Tierra si ustedes le permiten descender profundamente dentro de vuestro ser, abajo al nivel de vuestro abdomen y pelvis, lo cual los conecta con la Tierra. Sientan la paz y el silencio cuando dejan detrás los pensamientos (incluso las impresiones psíquicas) y las emociones. Tan sólo estén ahí, estén abiertos a eso y lo nuevo se desplegará sin que ustedes sepan cómo. La llegada de la nueva Tierra, de la conciencia centrada en el corazón en la Tierra, depende de la presencia de muchas personas que estén tanto arraigadas como evolucionadas espiritualmente. Ellos son los canales.

 ____________________

© Pamela Kribbe – www.jeshua.net
Sitio web en español:www.jeshua.net/esp
Traducción del inglés: Sandra V. Gusella – www.humanitylight.com/blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...