"Si no fuera por el empeño que ponemos en la negación, la represión y la duda, nuestra vida sería una revelación constante." Deepak Chopra

Etiquetas

2012 (10) 2013 (8) 2014 (4) Adyashanti (2) Alejandro Jodorowsky (3) alimentación (2) alma (22) Amorah Quan Yin (1) amuletos (1) Animales (3) Aquí y Ahora (34) Arcangeloi de los Elohim (1) Arcángel Miguel (6) ascensión (20) astrología (6) aura (6) budismo (10) campos morfogenéticos (4) canalizaciones (39) canciones (16) Carl Gustav Jung (3) Carl Honoré (1) chakras (6) Chikung (1) citas (64) co-creación (38) conciencia (55) conferencias (5) Confucio (1) cristales (13) Cyndi Dale (1) Daniel Cipolat (1) Daniel López de Medrano (1) David del Rosario (1) David Topi (2) Deepak Chopra (4) desapego (20) despertar (56) Dimensiones (16) Dios-Fuente... (33) documentales (10) Eckhart Tolle (9) ego (27) EJERCICIOS Y PRÁCTICAS (51) Emilio Carrillo (4) energía (35) entrevistas (9) Era de Acuario (8) evolución (16) extraterrestres (5) física cuántica (4) Gandhi (3) Hilarión (1) iluminación (6) Jeff Foster (1) Jesús-Jeshua (9) Jordi Morella (2) Jorge Carvajal (2) José María Doria (1) Judy Hall (8) karma (1) Ken Wilber (1) Krishnamurti (1) Kryon (8) Kuthumi (1) La Madre Tierra (32) Lao-Tse (2) Lee Carrol (4) Ley de la Atracción (2) libros (48) Lyall Watson (3) Madre Divina (5) mandalas (1) mantras (2) Marie Lise Labonte (1) María Magdalena (1) masa crítica (24) Masaru Emoto (4) mass media (10) Matías de Stefano (8) Mayas (1) meditación (15) mente (38) Miguel Blanco (1) Mihalyi Csikzentmihalyi (1) mindfulness (4) misión (12) movimiento slow (2) muerte (8) NASA (1) Naturaleza (13) Nueva Gaia (24) oraciones (3) Osho (3) Paloma Cabadas (4) Pamela Kribbe (10) Paramahansa Yogananda (1) películas (5) pirámides (2) profecías (1) protección energética (11) reencarnación (19) reflexiones (3) reiki (4) relajación (2) respiración (4) Rupert Sheldrake (4) Saint Germain (1) salud (31) sanación (43) seres de luz (12) Sergi Torres (4) sonrisas (2) Tao Te Ching (1) Thích Nhât Hanh (4) Trabajadores de la Luz (23) Tulku Lama Lobsang (2) unidad (49) universo (28) universo fractal (6) Vicent Guillem (2) Victor Manuel Fernández Casanova (6) visualización (6) Wayne W. Dyer (3) ZaKaiRan (2) Zen (1) ángeles (9) índigos y cristales (4)

*El modo de obrar del Trabajador de la Luz


Queridos amigos:

Yo soy Jeshua. Hoy los saludo a todos ustedes y estoy estrechamente conectado a ustedes desde mi corazón. Estamos relacionados profundamente y hay un nivel en el cual somos uno. El uno, la conciencia íntegra que nos une puede sentirse como una energía de libertad, de creatividad, de bondad y de alegría. Éste es vuestro verdadero origen y hogar. Ahora ustedes se han manifestado en una forma corporal localizada en el tiempo y en el espacio, pero ustedes son mucho más que eso. Yo ahora les pido que sientan esta conciencia enorme e ilimitada de la cual forman parte. Sientan a Dios adentro y sientan cuán simple es esta energía. Dios no está en la cima de alguna jerarquía mirándolos a ustedes hacia abajo. Dios es el flujo de energía que corre a través de todo: a través de ustedes, a través de todos los seres vivos de la Tierra e incluso a través de lo que parecen ser cosas inanimadas en vuestro entorno material. Dios está en todas partes.

Dios no está limitado por las formas. Dios es una conciencia pura, creativa, conectada con las formas materiales en el tiempo y en el espacio para experimentar la vida en una miríada de formas. Ahora sientan quiénes son ustedes en este gran flujo divino: una chispa de luz dentro de un océano de conciencia viva, pero una chispa indestructible que ofrece una contribución única a la totalidad. Sientan la fuerza indestructible dentro de ustedes, está ahí por siempre. Ustedes son parte de Dios.

Vuestra conciencia es divinamente creativa. Ustedes eligieron vuestro camino de vida y de experiencias. Aún cuando a menudo no lo sientan así siendo un humano, adentro en lo profundo hay una fuerza creativa en ustedes que diseña ciertos sucesos de cambio en vuestra vida y atrae ciertas experiencias que ustedes desean atravesar para comprender, crecer y expandirse. Esencialmente, ustedes nunca son una víctima de este mundo. En el centro de quienes ustedes son, nunca son impotentes o están devastados. Porque en ese centro está la chispa de Dios que dice “sí” a la experiencia por la que pasan estando en una forma corporal, y que sabe que ustedes son capaces de aprender de eso de modo que vuestra conciencia se vuelva incluso más amplia y más compasiva. 

Abracen este poder creativo interior, el cual atrajo a ustedes la vida que ahora experimentan. Abracen vuestra vida con todos los altos y bajos. Ustedes tienen el poder de vivirla bien. La satisfacción más grande que encontrarán será cuando recuerden quiénes son mientras están en una forma, arrebatados por las demandas y los desafíos de la vida en la Tierra.  Recordar quiénes son permite que la chispa de luz divina se conecte totalmente con vuestro ser humano. Rendirse a esta chispa interior de luz creativa, ilimitada cambiará vuestra vida y también cambiará las vidas de otras personas.

Ustedes quienes están leyendo esto, y quienes se sienten atraídos hacia la energía Crística, son algunos de los que anhelan hacer brillar su luz interior en el mundo. Ustedes añoran manifestarse como un trabajador de la luz, significando que ustedes sienten el deseo de esparcir luz y de elevar la conciencia en la Tierra. Vuestra pasión es pura y real; viene del centro de quienes son, de vuestra alma. Es la chipa de Dios dentro de ustedes la que los conduce hacia este deseo, porque es natural para Dios querer compartir la alegría, la luz y la compasión. Cada vez que se sienten felices en expresar quienes realmente son están sintiendo también la felicidad de Dios, ¡porque Dios y ustedes son uno en el corazón!

Ustedes a menudo se preguntan de qué se trata realmente el trabajo de luz. ¿Qué significa esparcir luz u ofrecer sanación a otras personas? Esa es la pregunta que me gustaría tratar hoy. Primero que todo, necesitamos echar una mirada más cercana a la relación entre las personas cuando uno está ayudando a otro. Quisiera señalar que algo extraño sucede con la distinción entre salud y enfermedad, o entre entero y quebrado, como se usa en vuestra sociedad. Cuando ustedes van al doctor porque tienen un problema médico, ustedes son una “persona enferma en necesidad de tratamiento”. Se supone que los doctores saben algo que ustedes no saben. Ellos son los expertos y ustedes fácilmente llegan a sentir que vuestra salud está en sus manos. No es muy diferente cuando sufren de problemas mentales o emocionales. Si las personas ven a un terapeuta, psicólogo o sanador, ellos silenciosamente presuponen que estos expertos tienen algún conocimiento o habilidad superior lo cual puede ayudarlos a resolver sus asuntos. Por el mismo modo en la que la relación entre paciente y doctor o cliente y terapeuta es definida, algo sucede en la propia percepción de ambas partes involucradas.

Al enmarcar esta relación en términos de uno teniendo más conocimiento y perspicacia que el otro, se sugiere que el cliente necesita al terapeuta/sanador/doctor para recibir algo que ellos mismos carecen y que no pueden darse a sí mismos. Se asume que el terapeuta está sano y entero, y ofrece luz y sanación al que está enfermo/o quebrado. Desde este punto de vista, el terapeuta o sanador está delante del paciente, y está en posesión de algo que ellos entregan al que está careciendo de este conocimiento o habilidad.

Desde una perspectiva espiritual, este punto de vista es falso y distorsionado. Esto ya mismo los hace comenzar con el pie equivocado. Sin embargo está profundamente engranado en vuestra sociedad, tanto en el cuidado de la salud física como mental. Fíjense cuán fácil es sentirse más pequeño que la persona a la que están visitando por un consejo médico o espiritual. Ustedes son los que tienen el problema; ellos son los que tienen la solución. Es una trampa tan común para las personas que diariamente ayudan a otros identificarse mucho con su rol de asistente, que ellos no pueden soltar ese rol. Ellos se definen a sí mismos con eso y esto los vuelve dependientes de sus clientes o pacientes, tanto como para la otra parte. El cliente puede sentir que necesita al asistente para curarse o sanarse, pero el asistente necesita al cliente también para sostener su imagen de ser el asistente: la persona inteligente y más grande que desea compartir sus logros con el que está en necesidad. Es fácil ahora que surjan relaciones desequilibradas, las cuales se centran en torno al poder y la dependencia.

El trabajo de luz es algo muy diferente. Para comprender de qué se trata realmente el trabajo de luz o la sanación espiritual, ustedes necesitan liberarse de la imagen tradicional de “terapeuta ayudando al cliente” o “doctor curando al paciente”. Ustedes necesitan soltar la verdadera idea de que ayudar tiene que ver con dar algo a algún otro. La verdadera idea de que la otra persona está careciendo de algo es perjudicial para su proceso de sanación. La verdad es que el único modo de ayudar a alguien es volverlos a ellos conscientes de su propio poder y habilidad para sanarse a ellos mismos. Es la marca de un buen maestro que ellos se hacen pequeños en lugar de grandes. Los verdaderos maestros los invitan a recuperar vuestro poder interior y ellos no compran la sugerencia de que ustedes son pequeños, necesitados y dependientes de alguien más. Los verdaderos maestros nunca se presentan como autoridades. Es algo tonto hacer eso. El verdadero don de un sanador es volver a la otra persona consciente de su propia autoridad interior, el hecho de que ellos son una chispa de Dios y que tienen disponible todo el conocimiento que necesitan.

La verdadera sanación es muy simple. No requiere métodos o conocimientos elaborados. Aquí estoy hablando de sanación para el alma. Por supuesto que los problemas físicos pueden necesitar ser atendidos por un experto médico que tiene habilidades y conocimientos muy específicos. Sin embargo la sanación que afecta al alma es muy simple. Si ustedes van al centro raíz de los problemas mentales así también como físicos en las personas, de algún modo encontrarán la creencia de que ellos se sienten ineficaces, indignos, desagradables, solos y fracasados.

La causa raíz es que esas personas se sienten desconectadas de su verdadero ser, la chispa de luz divina que ellos realmente son. Ofrecer sanación a las personas es abrir su recuerdo del Hogar, recordarles su perfecta belleza, fuerza e inocencia.

¿Cómo hacen esto? Primero, no hay métodos o remedios establecidos. No es un procedimiento mecánico. Es una transmisión energética que puede ocurrir de muchas formas diferentes. Volveré a hablar de esto. Segundo, nadie sana a menos que ellos decidan abrirse a la sanación. Ustedes no pueden forzar la sanación sobre nadie. Es decisión de ellos. De hecho, la sanación tiene algo de milagroso: es el nacimiento de una nueva conciencia en el alma. Es su creación y no puede predecirse de antemano. En la vida de cada uno hay momentos en los cuales ustedes enfrentan la elección entre la luz y la oscuridad. La oscuridad representa rendirse al juicio y al odio hacia uno mismo, a los pensamientos negativos y al miedo. La luz representa abrirse a la bondad, al perdón, a la alegría y a la abundancia que es verdaderamente la marca de la divinidad. Es tarea de ustedes elegir. Incluso si el ángel más bello los está llamando para que liberen el pasado y entren al reino de Dios, significando que se funden otra vez con la chispa de Luz que son, es tarea de ustedes decidir. Si ustedes aún están inmersos en imágenes profundamente negativas de ustedes mismos o de otras personas, si están en la esclavitud del miedo y de la ira, ustedes incluso no notarán al ángel. En verdad, el ángel de la sanación siempre está cerca de ustedes. Es vuestro ser verdadero o superior, vuestra divinidad tratando de hacerles recordar quiénes son. A veces, en vuestras vidas, ustedes se encuentran con personas que por un tiempo juegan el rol de ángel sanador. Ellos pueden incluso no ser conscientes de ello, pero ellos les recuerdan a ustedes quiénes son realmente. Mientras ellos los escuchan o les hablan, de repente una chispa del ustedes real entra en vuestra conciencia y ustedes se sienten alegres e inspirados luego de haber estado con ellos. Esto los puede inspirar a elegir por la luz, a tomar decisiones en vuestra vida que sirven a vuestro ser superior, vuestra verdadera pasión y amor por la vida. La presencia del ángel puede actuar como un recordatorio, y puede ser la clave para cambiar vuestra vida, pero incluso entonces, es vuestra decisión confiar y dar el salto hacia la fe. ¡Sólo ustedes pueden hacer que suceda el milagro!

Ustedes pueden haber encontrado ángeles de sanación en vuestra vida y probablemente en varias ocasiones hayan sido un ángel de sanación para otros, incluso si no se dieron cuenta. Lo que quiero resaltar aquí es que de esto se trata el trabajo de luz. No tiene que ver con curar o componer a las personas, no se trata de ofrecer soluciones o sus problemas. No se trata de enseñarles ciertas habilidades o conocimiento o normas éticas. Todas estas acciones presuponen que a ellos les está faltando algo, que ellos son pequeños e indefensos. La sanación espiritual da vuelta esta imagen. Lo que ustedes le ofrecen a alguien más si quieren ofrecer sanación espiritual es realmente un cambio de percepción. En lugar de enfocarse en sus problemas, en sus asuntos y en sus sentimientos de incapacidad, ustedes se enfocan en su esencia, en su totalidad, en su radiante belleza. Si hay algo que dar por parte del sanador espiritual, es el don de la verdadera visión. Si ustedes son capaces de mirar más allá del dolor, de la ira, del miedo y del comportamiento autodestructivo de alguien, y ven el ángel de luz en su rostro, ustedes le ofrecen algo muy precioso. Al mirar su verdadera esencia, ustedes dulcemente la están invitando y la están llamando a que se haga presente. Percibir el verdadero poder y la luz interior de alguien más, incluso si no se muestran en la superficie, es como llamar a alguien por su verdadero nombre. Nada es tan poderoso como ser llamado por tu verdadero nombre.

Lo que yo hice cuando realicé los así llamados milagros de sanación en mi vida en la Tierra como Jesús, fue que entré en contacto con la esencia divina de alguien. Al ver y sentir la chispa de lo divino en alguien, se volvió consciente y fue su esencia divina la que realizó la sanación, no yo. Fue su propia remembranza lo que recuperó en ellos la salud mental e incluso física. Esos encuentros no siempre daban como resultado la sanación, porque siempre dependería de si la otra persona decidía abrirse a la sanación. El milagro estaba en ellos, y es importante recordar esto siempre que ustedes trabajen con personas con el propósito de la sanación espiritual.

Toda la sanación espiritual viene desde adentro. Como un trabajador de la luz ustedes no están sanando a nadie. Ustedes están creando el espacio de apertura, de estar sin juzgar, lo cual invita a la otra persona a mirarse con apertura y compasión. En lugar de tratar de resolver algún problema por fuera, ustedes se están conectando con el alma de la otra persona y están sosteniendo para ellos una visión de confianza y claridad. Este es el modo de obrar del trabajador de la luz. Ustedes están intentando devolverle a la otra persona su grandeza, en lugar de enfocarse en su pequeñez. Trabajar con alguien a nivel del alma significa que ustedes le muestran su responsabilidad por su propia vida. Debido a que ustedes hacen esto amorosamente y sin juzgar, esta responsabilidad no se sentirá como una carga. Se sentirá habilitante y liberador tomar responsabilidad. Al creer realmente en los poderes creativos de la otra persona, ustedes le reflejan su propia fuerza a través de vuestros ojos y palabras. Al enfocarse en lo que es completo e inmaculado en ellos, ustedes lo refuerzan.

Sólo pueden hacerlo así si ustedes realmente lo creen. Si en algún nivel ustedes dudan de que ellos puedan hacerlo, ustedes afirman su sensación de debilidad en lugar de invocar su fuerza. Son más poderosos como sanadores si ustedes confían completamente en la habilidad de la otra persona para resolver los problemas y liberar cualquier idea que ellos tengan de ser dependientes de ustedes. Muchos de ustedes sienten que devolver la responsabilidad a la gente de esta manera significa abandonarlos o decirles que resuelvan el asunto ellos mismos. Sin embargo, soltar todas las ataduras de dependencia no significa que ustedes ya no están ahí para ellos. Ustedes aún están ahí, sosteniendo su fe en su verdadera fuerza y poder interior, alentándolos a ir más allá de sus limitaciones autoimpuestas y ser todo lo que ellos pueden ser. Será elección de ellos qué hacer con el espacio de sanación que ustedes ofrecen.

Yo sé que muchos de ustedes pasan por un mal momento cuando ven sufrir a otras personas, especialmente si son seres queridos. Puede parecer imposible parar de “ayudarlos”, soltar y poner vuestra energía en otro lugar. Pero, por favor tómense un momento y consideren si realmente los están ayudando al mantenerse agarrados. Si ellos son dependientes de vuestra energía de bondad y apoyo para sentirse bien, ¿cómo harán para enfrentar su propia falta de bondad y apoyo hacia ellos mismos? A nivel del alma ustedes podrían estar reforzando su debilidad en lugar de despertar su verdadero poder interior. Esto los afecta negativamente a ambos.

Ser un trabajador de la luz o un sanador espiritual significa que ustedes buscan conectarse con alguien de alma a alma. A nivel del alma todos los seres son iguales y ninguno está por delante de algún otro. Todos ustedes son chispas del ser divino que ustedes llaman Dios. A nivel humano podría parecer que una persona es más inteligente, evolucionada o sabia que otra persona. Sin embargo, si ustedes lo observan desde la perspectiva del alma esta clase de juicio se vuelve obsoleto. Todas las almas están viajando a través del universo infinito y pasan por varios ciclos de experiencia y desarrollo. Podría ser que ustedes estén ayudando a alguien que está sufriendo un severo desequilibrio emocional debido a circunstancias muy difíciles que ellos encontraron en sus vidas. En este momento ustedes pueden ser el que ofrece asistencia. Pero más tarde, una vez que el que sufre ha recuperado su fuerza, ellos pueden volverse su maestro y mostrarles una profundidad de sabiduría y compasión que los deje asombrados.

Para ofrecer sanación espiritual o ser un trabajador de la luz es importante recordar siempre que a nivel del alma son iguales a la otra persona. Es esencial que ustedes reconozcan vuestra propia calidad de humano y que realmente están en el mismo bote que la otra persona. Pueden estar sosteniendo un espacio de luz y compasión para alguien, pero eso no los hace a ustedes diferentes de ellos, en el sentido de “ser superior” o “estar por encima” de ellos. No se identifiquen con ser un trabajador de la luz. Si se sienten atraídos a ayudar a las personas a descubrir su verdadero poder interior, sigan vuestra pasión y hagan lo que aman hacer. El trabajo de luz puede tomar toda clase de forma; ciertamente que no está limitado al ofrecimiento de terapia. Generalmente, si ustedes hacen lo que realmente aman hacer verán que inspiran a otros a hacer lo mismo. Ser uno con la chispa de Dios que está en vuestro corazón naturalmente los conducirá al tipo de trabajo, o relación, o lugar donde vivir adecuado. Vivir desde el corazón es realmente muy simple. Se trata de conectarse con vuestro deseo del corazón, con vuestra verdadera alegría, y de atreverse a actuar de acuerdo a ello. Hacer esto los hará un trabajador de la luz y no necesariamente porque están “ayudando a otras personas”. Es porque ustedes están trayendo al mundo vuestra canción original del alma que inspirarán a otras personas a que también crean en ellos mismos y a que saquen a relucir lo mejor de ellos. La luz naturalmente irradia hacia afuera. Ustedes no tienen que enfocarse en la pregunta de cómo esparcir luz en el mundo. No traten de ser buenos y útiles. Traten de vivir de acuerdo a vuestra propia naturaleza original y divina, y el mundo será un mejor lugar debido a eso.

__________________
Pamela canaliza a Jeshua

Traducido del inglés por Sandra Gusella
www.jeshua.net
Sitio en español:
www.jeshua.net/esp

*La Nueva Tierra ¿Una utopia?

Eckhart Tolle

¿Acaso la visión de la nueva tierra no es más que otra visión utópica?

De ninguna manera. Todas las utopías tienen en común una proyección mental de un futuro en el que todo será perfecto, todos nos salvaremos, habrá paz y armonía y desaparezcan todos nuestros problemas. De esas utopías ha habido muchas; algunas terminaron en desilusión y otras en desastre.

Todas las utopías tienen en su centro una de las principales disfunciones estructurales de la vieja conciencia: aspirar a la salvación en el futuro. La única forma como el futuro puede existir es en forma de pensamiento, de tal manera que cuando proyectamos la salvación hacia el futuro lo que hacemos realmente es buscarla en la mente. Permanecemos atrapados en la forma, y eso es ego.

"Y vi un nuevo cielo y una nueva tierra", escribió un profeta de la Biblia. Los cimientos de la nueva tierra están en el nuevo cielo, en el despertar de la conciencia. La tierra (la realidad externa) es solamente el reflejo externo de ese cielo. El surgimiento del nuevo cielo y, con él, de la nueva tierra, no son unos sucesos liberadores que hayan de suceder en un futuro. Nada nos habrá de liberar porque la libertad está solamente en el momento presente. Ese reconocimiento es el despertar. El despertar como un suceso futuro carece de significado porque despertar es reconocer la Presencia. Así, el nuevo cielo, el despertar de la conciencia, no es un estado futuro al cual aspiramos llegar. El nuevo cielo y la nueva tierra están emergiendo dentro de nosotros en este momento y, si no es así, entonces no son más que un pensamiento. ¿Qué les dijo Jesús a sus discípulos? "El cielo está aquí, en medio de vosotros".

En el Sermón de la Montaña, Jesús hizo una profecía que pocas personas han comprendido hasta la fecha. Dijo, "Bienaventurados los humildes, porque ellos heredarán la tierra". ¿Quiénes son los humildes y qué quiere decir eso de que heredarán la tierra?

Los humildes son quienes carecen de ego. Son las personas que han despertado a su naturaleza esencial verdadera y reconocen esa esencia en todos "los demás" y en todas las formas de vida. Viven en el estado de entrega y sienten su unicidad con el todo y con la Fuente, encarnan la conciencia despierta que está cambiando todos los aspectos de la vida en nuestro planeta, incluida la naturaleza, porque la vida en la tierra es inseparable de la conciencia humana que la percibe y se relaciona con ella. Es así como los humildes heredarán la tierra.

Una nueva especie comienza a surgir en el planeta. ¡Está surgiendo ahora y es usted!

Eckhart Tolle.
___________________

*Compasión o compulsión

Neale Donald Walsch
"- Ahora estoy confundido. ¿Cuándo es inhabilitante ofrecer ayuda? ¿Cuándo funciona en contra, en vez de en favor, del crecimiento del otro?

- Cuando tu ayuda se ofrece de forma tal que crea una dependencia continua, en vez de una independencia rápida.

Cuando permites que otros, en nombre de la compasión, empiecen a depender de ti en vez de que dependan de sí mismos.
Eso no es compasión, eso es compulsión. Ustedes tienen una compulsión por el poder. Esa clase de ayuda es realmente un obstáculo para el poder de otros. Esta distinción puede ser muy sutil, y algunas veces, ni siquiera te das cuenta de que obstaculizas el poder. En realidad, sostienes la creencia de que simplemente estás haciendo lo mejor para ayudar a otros... sin embargo, cuida de no alimentar a través de los demás tu propia valía. En la medida en que permitas que otras personas te hagan responsable de ellas, en esa medida habrás permitido que te hagan poderoso. Y desde luego, ello te hará sentir apreciado.
Sin embargo, esta clase de ayuda es "un afrodisíaco que seduce a los débiles".El objetivo es ayudar a que los débiles se vuelvan fuertes, y no propiciar que el débil se vuelva más débil."

 
Extracto de Conversaciones con Dios II
Neale Donald Walsch

* SOLSTICIO DE VERANO 2013 por David Escalante


Hoy 21 de Junio, exactamente a las 07:05h (hora española. El resto de paises en sus respectivas diferencias horarias con respecto a España), nuestro Sol, entrará en el Grado Iº de Cáncer iniciando así el SOLSTICIO DE VERANO, inaugurando así, la estación de Verano en el Hemisferio Norte y que es la estación más larga del año.

El Astro Rey está en el punto más alto de su trayectoria, como si fuera una especie de himno a la vida. No dejemos perder la ocasión para formular nuestros deseos más altos y nuestros proyectos más importantes.

QÚE ES EL SOLSTICIO
La palabra solsticio proviene del latín solstitiumsols de sol y statum o sistere que significa quieto, detenido, de donde solsticio significa sol quieto. Los solsticios están provocados por la inclinación del eje de la Tierra sobre el plano de su órbita.

Este fenómeno ocurre dos veces al año, cuando el Sol, visto desde la Tierra, se mueve hacia el Norte originando el Solsticio de Verano y cuando se desplaza hacia el Sur originando el Solsticio de Invierno. En el Hemisferio Sur es al contrario.

Durante los solsticios se producen la mayor o menor altura aparente del Sol en el cielo y la duración del día y la noche son las máximas del año.

El solsticio de verano marcan el día más largo y la noche más corta del año en el Hemisferio Norte, ya que en este día el Sol alcanza su mayor altura aparente y su máxima declinación Norte con respecto al plano del Ecuador terrestre sobre el Trópico de Cáncer.

LA CELEBRACIÓN DEL SOLSTICIO Y LA HUMANIDAD
La celebración del solsticio de verano, es tan antigua como la misma humanidad. En un principio se creía que el sol no volvería a su esplendor total, pues después de esta fecha, los días era cada vez más cortos. Por esta razón, fogatas y ritos de fuego de toda clase se iniciaban en la víspera del pleno verano, o 20 de junio, para simbolizar el poder del sol y ayudarle a renovar su energía.

En tiempos posteriores se encendían fogatas en las cimas de la montañas, a lo largo de los riachuelos, en la mitad de las calles y al frente de las casas. Se organizaban procesiones con antorchas y se echaban a rodar ruedas ardiendo colinas abajo y a través de los campos. A menudo se bailaba y saltaba alrededor del fuego para purificarse y protegerse de influencias demoníacas y asegurar el renacimiento del sol.

Se puede decir que todo empezó hace mas de 5 mil años, cuando nuestros antepasados, tan amigos de  observar  las estrellas, se dieron cuenta que en determinada época del año el Sol se mueve  desde una posición perpendicular sobre el Trópico de Capricornio, hasta una posición perpendicular sobre el trópico de Cáncer. A estos días extremos en la posición del Sol se les llamó solsticios de invierno y verano.

En los antiguos mitos griegos a los solsticios se les llamaba “puertas” y, en parte, no les faltaba razón. La “puerta de los hombres”, según estas creencias helénicas, correspondía al solsticio de verano (del 21 al 22 de junio) a diferencia de “la puerta de los dioses” del solsticio de invierno (del 21 al 22 de diciembre).

ORÍGENES PAGANOS: Ni que decir tiene que esta fiesta solsticial es muy anterior a la religión católica o mahometana. Uno de los antecedentes que se puede buscar a esta festividad es la celebración celta del Beltaine, que se realizaba el primero de mayo. El nombre significaba “fuego de Bel” o “bello fuego” y era un festival anual en honor al dios Belenos. Durante el Beltaine se encendían hogueras que eran coronadas por los más arriesgados con largas pértigas. Después los druidas hacían pasar el ganado entre las llamas para purificarlo y defenderlo contra las enfermedades. A la vez, rogaban a los dioses que el año fuera fructífero y no dudaban en sacrificar algún animal para que sus plegarias fueran mejor atendidas.

Otra de las raíces de tan singular noche hay que buscarla en las fiestas griegas dedicadas al dios Apolo, que se celebraban en el solsticio de verano encendiendo grandes hogueras de carácter purificador. Los romanos, por su parte, dedicaron a la diosa de la guerra Minerva unas fiestas con fuegos y tenían la costumbre de saltar tres veces sobre las llamas. Ya entonces se atribuían propiedades medicinales a la hierbas recogidas en aquellos días. El cristianismo fue experto en reciclar viejos cultos paganos.

En algunas leyendas piadosas, hasta los santos aprovechan la víspera de este día para trasladarse milagrosamente a otra parte. En nuestro mundo terrenal, encontramos muchos casos de desapariciones bastante enigmáticas, esa noche se abran las puertas interdimensionales, así como los encantamientos.

EL SOLTICIO DE VERANO Y LAS CIVILIZACIONES

LOS AIMARAS En el caso de los Aimaras de Bolivia, lo celebran en la ciudadela precolombina de Tiahuanaco la llegada del nuevo año, coincidente con el solsticio del invierno austral. En la ceremonia, los primeros rayos del Sol atravesaron la puerta del templo de Kalasasaya de Tiahuanaco y fueron recibidos por los aimaras y centenares de turistas con las palmas en alto, momento que marcó la inauguración del nuevo año.

Los sacerdotes aimaras hicieron oraciones y ofrendas junto a una fogata levantada en un altar dedicado al Willka Kuti o retorno del Sol, como llaman también a la fiesta que además inicia el cambio del ciclo agrícola para la siembra en el campo. También hay arqueólogos y antropólogos críticos con la fiesta que sostienen que la antigüedad proclamada no tiene sustento científico, ni histórico y fue inventada por agencias de turismo para promover visitas a Tiahuanaco.

LOS AZTECASEsta ceremonia apareció en México, donde los guerreros aztecas realizaban no pocos rituales al culto solar y construían los monumentos más importantes teniendo en cuenta este importante día. La pirámide del Sol de Teotihuacán, por ejemplo, se erigió entre los años 50 y 200 d. C. orientada de tal manera que el Sol se pone exactamente frente a ella en el solsticio de verano. Fue en construcciones como esta donde realizaban sus rituales al culto solar para que el fuego ayudara a la tierra y a los hombres a obtener buenas cosechas, aunque el centro de culto de Teotihuacan fuera mucho anterior a la civilización Azteca.

LOS BEREBERES : El 24 de junio, los bereberes del norte de Marruecos y Argelia celebran también desde hace siglos el «Ansara». Igual que ocurre en España, encienden hogueras en las plazas de los pueblos y todos aquellos lugares que necesitan ser purificados, desde hace siglos. Durante la fiesta, arrojan al fuego todo tipo de hierbas medicinales y ahumaban sus herramientas de trabajo y objetos personales, al considerar que el humo de las hogueras protegía sus tierras cultivadas de las plagas. Además, saltaban siete veces por encima de las brasas y purifican con ramas encendidas el interior de las casas y a los enfermos. Una tradición que procede de la cultura preislámica.

Zacarías encendió una hoguera después de que naciera su hijo Juan Bautista.

LOS HINDUES: Para la tradición hindú, por ejemplo, el solsticio de verano representaba la vía de los ancestros, el «pitri-yana», que conducía al interior de las personas, tal y como le ocurría a los griegos con la «Puerto de los hombres». Sus ceremonias eran oficiadas por chamanes que durante el ritual del fuego aseguraban que podían leer el futuro en las llamas. Tal era su importancia que las cenizas de las hogueras del solsticio se guardaban todo el año.

CRISTIANISMO:  Por su parte, la tradición cristiana celebra la famosa «noche de San Juan» el 24 de junio, en homenaje al nacimiento de Juan Bautista. En sus orígenes fue una adaptación del culto pagano a las enseñanzas de la Biblia, basadas en la gran hoguera que Zacarías encendió después de que naciera su hijo Juan y saltara por encima de las llamas recitando cánticos de alabanza a Dios para anunciar la buena nueva. Una escena que ocurrió, según las Sagradas Escrituras, después de que Zacarías recibiera en sueños el mensaje del Arcángel Gabriel anunciándole su próxima paternidad y éste, por su falta de fe, no le creyera.
Como vemos, la celebración del Solsticio ha sido y sigue siendo muy importante en la Historia de la Humanidad, yo por mi parte haré realidad una hoguera muy particular, donde tendrán presencia mis viejos y caducos hábitos y defectos, para que ardan en el Fuego Purificador..
David Escalante
FELIZ SOLSTICIO!! - www.davidescalante.net

* ENTREVISTA A PAMELA KRIBBE



Pamela Kribbe
¿Cómo comenzó tu despertar espiritual, y cómo debiste guiarte hacia la expresión de tu propia personalidad y hacia un abordaje de la vida más enfocado en el corazón?

Mi despertar comenzó cuando mi corazón se quebró a causa de una relación amorosa. A los 26 años, yo estaba siguiendo una carrera académica y estaba escribiendo una tesis de doctorado sobre filosofía moderna de la ciencia. Estaba enredada en un abordaje muy racional de la vida y estaba casada con un científico. Entonces conocí a alguien que también era filósofo y con quien yo tenía asombrosas conversaciones sobre metafísica y espiritualidad. Yo siempre había estado interesada en la espiritualidad y en lo esotérico, pero había estado reprimiendo esto por bastante tiempo. Me sentí profundamente enamorada de este hombre y yo pensaba que era el hombre de mi vida. Sin embargo, las cosas resultaron ser de otro modo.

Cuando me divorcié, él decidió volver con su novia. Yo me sentí sacudida por esta experiencia y de repente mi fascinación por la filosofía académica desapareció completamente. Estaba tan devastada emocionalmente y tan sedienta de conocimiento verdadero – de la clase que habla a tu corazón – que terminé definitivamente con el intelectualismo. Completé mi tesis en 1997, pero dejé la universidad y comencé a leer mucha literatura espiritual y esotérica. En el 2000 conocí a una mujer que era una maestra espiritual y una lectora psíquica, y encontrarme con ella fue el comienzo de una profunda transformación interior. Ella me ayudó a volverme consciente de un viejo dolor emocional, un dolor que provenía de mi infancia temprana y también de muchas vidas pasadas que yo comencé a recordar. Con su ayuda yo reviví esas emociones dolorosas y fui capaz de elevarme sobre ellas. Me sentí liberada y libre por primera vez en mi vida. Fue como si hubiese muerto y renacido como una nueva persona, pero al mismo tiempo me sentía como si finalmente yo pudiera ser yo misma.

Inmediatamente después de eso pasé por un período de catarsis y liberación, conocí a Gerrit (mi marido) en el 2001. De casualidad di en Internet con su sitio web sobre espiritualidad y reencarnación y comenzamos un intercambio de correspondencia muy animoso. Conectarme con él se sentía milagroso. Había un parentesco entre nosotros que era inexplicable y aún así tan familiar. A diferencia de la relación amorosa devastadora del pasado, nuestro encuentro no estuvo rodeado de drama sino de un conocimiento sosegado, profundamente alegre, de que nos correspondíamos uno al otro. Gerrit ha estado siempre profundamente interesado en lo esotérico y era tan sólo natural para nosotros comenzar a trabajar juntos como terapeutas espirituales. Luego de que nació nuestra hija en el 2002, establecimos nuestro propio consultorio y yo pude hacer lo que más añoraba hacer mi corazón: trabajar como maestra y lectora de energía y explorar las cuestiones filosóficas de la vida de un modo significativo, práctico.



¿Cómo llegaste a aprender a canalizar y cuándo fuiste llevada a eso por primera vez?

Supe sobre canalización alrededor de 1995, al leer el trabajo de Jane Roberts, canal de Seth. En ese momento yo estaba pasando un semestre en la Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, haciendo una investigación para mi tesis. Había llegado a desencantarme por completo de la filosofía académica, como lo mencioné antes. Descubrí los libros de Seth en una pequeña librería próxima a la universidad y pronto me fasciné con este “fruto olvidado” (olvidado por los estándares académicos). Yo sentía que estos escritos eran tanto filosóficamente profundos como muy amorosos e inspiradores. Leer estos libros me afectó profundamente. Ahora siento que fue el modo del universo - o de mi alma – de despertarme y mostrarme una nueva dirección en la vida. En los años que siguieron a eso, también leí un montón de libros canalizados por otros autores. Seth produjo el mayor impacto porque era  todo nuevo para mí en esa época. Ahora difícilmente leo algo más.



¿Cuándo llegaste a “notar” que Jeshua estaba contigo y cómo describirías su energía?

Una tarde en el 2002, yo estaba teniendo una sesión personal con mi marido Gerrit, cuando noté cerca mío una presencia que no había sentido antes. Yo solía hablar con guías espirituales, quienes a menudo yo sentía a mi alrededor y que me elevaban con sus sugerencias amorosas y jovialidad. Estos eran guías personales. Pero cuando sentí la presencia de Jeshua fue diferente. Yo sentí como una energía solemne y profundamente consciente, muy arraigada y enfocada, diferente a todo lo que yo había conocido antes. Al principio me atemorizó un poco. Yo le pregunté a esa energía “¿Quién eres?” y entonces vi muy claramente el nombre “Jeshua ben Joseph” deletreado en frente de mi tercer ojo. Instantáneamente sentí que era verdadero. Mi mente enseguida comenzó a suscitar objeciones escépticas. Pero justo antes de eso, en un flash, mi alma había reconocido a Jeshua como a una presencia muy familiar. Mi mente argumentaba que era extremadamente improbable y presuntuoso que él estuviera a mi lado en mi living. Pero mi corazón volvía a asegurarme que era totalmente normal para Jeshua estar tan cerca de nosotros.

Jeshua realmente no es una autoridad que está lejos y por encima de nosotros. Él intenta ser nuestro amigo, alguien en quien tú puedes confiar y a quien puedes estar abierto, ya que él nunca te juzga. Como he llegado a conocer a Jeshua, él nunca me está juzgando, aunque es muy directo y frontal. Él me pide que sea realmente honesta conmigo misma, que mire mis miedos a los ojos, y que no los cubra con teorías o justificaciones interesadas.

Así que de algún modo él es inflexible, pero lo es de una manera muy amorosa. Te hace comprender de qué se trata el amor. El amor no necesariamente se siente lindo y confortante. A menudo te pide que salgas de tu zona de confort, que seas valiente y vulnerable.

Para mí, expresarme públicamente como un canal de Jeshua, suscitó muchos miedos e inseguridades, que han sido muy difíciles de superar. Por mucho tiempo mi instinto (o mecanismo de supervivencia) ha sido aislarme del mundo, al cual yo consideraba ser un lugar muy atemorizante. Jeshua me está enseñando a sentirme segura en el mundo, a permanecer centrada y autoconsciente mientras me conecto con la gente en lugar de sentirme temerosa y fragmentada. Yo aún estoy aprendiendo a hacer esto, pero pienso que he progresado algo. Debido a esto he recibo mucho: a través de las canalizaciones de Jeshua he contactado a mi familia del alma alrededor del mundo. De todas partes del mundo me han escrito personas para contarme cuánto son tocados por los mensajes de Jeshua. Me siento más en casa en la Tierra. Y lo más importante: a pesar de los miedos, siento la profunda satisfacción de hacer lo que mi alma realmente desea hacer en la Tierra en este momento.



Tus mensajes son muy prácticos y aún así explican tan claramente conceptos complejos. ¿Cómo recibes los mensajes de Jeshua, de algún modo tú los “traduces”?

En verdad, los mensajes son totalmente claros y prácticos, a pesar del hecho de que son altamente metafísicos. Yo pienso que esto se debe a un número de factores. Primero, como yo lo conozco a Jeshua, él es totalmente directo y claro al manifestar sus mensajes. Él no anda con rodeos y busca dirigirse a tu corazón, no a tu intelecto. Esto va un poco en contra de mi propia naturaleza. Yo fui entrenada como una filósofa académica y yo estaba acostumbrada a escribir artículos que eran incomprensibles para la “gente común”, porque eran tan intelectualmente complejos y abstractos. Jeshua definitivamente no está en esos asuntos.

Por otro lado, mi entrenamiento filosófico también me ha ayudado a desarrollar la habilidad de desintegrar conceptos complejos en palabras simples. De ese modo, ha probado ser muy valioso en mi trabajo como canalizadora. Pienso que mi propia educación como filósofa también da razón al modo en que los mensajes de Jeshua son manifestados. En tercer lugar, yo a veces siento que es simplemente una expectativa humana que los maestros espirituales o “maestros ascendidos” (¡no me gusta mucho esta frase!) se expresen muy solemne y formalmente. Encaja con nuestra imagen de un maestro sabio y reverenciado. Sin embargo Jeshua busca estar cerca de nuestros corazones, y no crea ninguna distancia.

Dicho sea de paso, yo pienso que canalizar siempre implica un tipo de traducción. Cada canal tiene alguna influencia en lo que sale debido a su educación, su cultura, sus intereses científicos y talentos. Algo de lo que yo me volví totalmente consciente mientras estudiaba filosofía de la ciencia es que es naíf asumir que nosotros siempre podemos percibir la realidad puramente y sin contaminación a través de elementos subjetivos. La idea de la percepción objetiva, percepción que bloquea al observador por completo, se ha vuelto profundamente problemática, incluso mucho más con el surgimiento de la mecánica cuántica. Del mismo modo, las canalizaciones siempre están filtradas por la personalidad y antecedente cultural del canal. La mejor forma de tratar con esto es ser consciente de esto y, cuando tú escuchas canalizaciones, usa tu discernimiento y escoge lo que resuena contigo.



¿Cómo describirías tu relación con Jeshua durante el proceso de canalización?

Cuando yo me siento a canalizar entro en un ligero trance. Esto significa que enfoco mi atención hacia adentro, dejo que mi cuerpo se relaje y me quedo todo lo más calma y silenciosa que puedo. Lugo siento a Jeshua entrar a mi campo de energía y a veces, mientras me conecto, siento un pequeño estremecimiento bajando por mi columna vertebral. Me lleva un minuto más o menos para que nuestras energías se fusionen y luego escucho por dentro “Adelante”. Comienzo a hablar y soy consciente de lo que estoy diciendo, sin embargo hay un flujo de energía volcándose a través mío que me “da las palabras” por decirlo así. Me siento envuelta por este flujo muy amoroso y compasivo y me siento elevada por sobre mi conciencia diaria, ordinaria. Con frecuencia siento una gran paz y soy consciente que hay mucho más significado en la vida de lo que yo ordinariamente siento y pienso. También siento que la vasta energía de amor y compasión que viene a través mío desde “el otro lado” es difícil de poner en palabras. Las palabras a menudo parecen limitarme como un canal.

Mi relación con Jeshua durante el proceso de canalización yo diría que es la de un receptor activo. Por un lado, yo estoy todo lo más abierta posible a todo lo que quiera salir. Por otro lado estoy activa y alerta, y necesito enfocarme en hacer entender el mensaje en lenguaje y conceptos humanos. Mi mente necesita participar para hacer la traducción, y yo necesito dejar que eso suceda sin interferir desde el nivel de mi deseo personal o sistemas de creencias.

Es un proceso delicado y yo no afirmo ser perfecta en esto. Estoy segura de que al traducir la energía de Jeshua al lenguaje humano, de algún modo estoy filtrando el mensaje. El problema es que es muy difícil para un humano saber qué filtros aún están en él. Los filtros más persistentes son puntos ciegos, presunciones que tú das por admitidas porque no eres conscientes de ellas como tales. Yo pienso que cuanto más crecemos y nos abrimos a la verdadera realidad del amor, más soltamos los filtros. En mi experiencia éste es un proceso gradual. En lugar de lamentar el hecho de que nuestra percepción esté filtrada, yo pienso que es mucho más alegre anhelar dejar caer más filtros en nuestro camino. Canalizar es un asunto humano, pero eso está bien. Estamos aquí para experimentar lo que es ser humano y para deleitarnos en los despertares que experimentamos como humanos.



Yo encuentro la serie de los trabajadores de la luz tan útil en poner dentro de contexto mis propias experiencias; ¿este material impactó en tu propia vida y desarrollo espiritual?

Sí, lo hizo. Fue la primera serie de canalizaciones que yo recibí de Jeshua. Él me dijo que los mensajes que contenía estaban dirigidos específicamente a los trabajadores de la luz. Él dijo que ellos serían los primeros en la Tierra en abrazar una conciencia nueva basada en el corazón. El material tiene el propósito de sostenerlos en su despertar, de modo que ellos puedan salir y ser los maestros para aquellos que sigan.

Para mí misma, esta serie me hizo comprender mejor quién soy y qué significa ser un trabajador de la luz. Yo leí muchas historias en libros y en Internet sobre los trabajadores de la luz, y sentí una profunda resonancia con eso, pero hubo algo que nunca pude entender del todo. Se dice que los trabajadores de la luz tienen una misión de traer luz y conciencia a la Tierra, se dice que ellos son maestros y sanadores por naturaleza y que han sacrificado mucho para estar aquí y hacer su trabajo.

Los trabajadores de la luz eran mucho “los chicos buenos”. De hecho, ellos casi parecían ser una especie de mártires: siempre dando de sí mismos y llevando el mundo en sus hombros. Todo eso sonaba un poco demasiado santo para mí. Yo misma sentí una enorme resistencia a estar en la Tierra, acarreando un montón de vieja tristeza e ira dentro de mí. Yo quería saber de dónde venía eso y cuál era realmente mi propósito en la vida.

La historia de Jeshua en la Serie de los Trabajadores de la luz revela que de hecho nosotros también jugamos partes muy oscuras en las primeras vidas, algunas de ellas en la Atlántida y algunas en épocas anteriores a nuestra encarnación en la Tierra. En esa era antigua nosotros exploramos la conciencia basada en el ego a pleno. Llegar a conocer y comprender las partes oscuras de nuestra/mi historia satisfizo mi sentimiento de justicia, mi sentimiento de equilibrio. También siento que me dio un sano sentimiento de humildad.

Lo que también me ayudó es que en la serie de los trabajadores de la luz Jeshua afirma que nosotros no estamos aquí para salvar el mundo. Estamos aquí principalmente para sanarnos a nosotros mismos, para enfrentar nuestro lado oscuro, para comprender y tratar nuestras propias heridas emocionales con amor y compasión. Cuando hacemos esto nos volvemos “iluminados” – entramos a la conciencia basada en el corazón. Irradiamos hacia los demás una energía pacífica, amorosa, pero esto no es algo que hacemos (como en un trabajo), sucede naturalmente por ser quienes somos. Entonces, la idea del trabajo de luz como “trabajar duro para sanar el mundo” está fuera de lugar de acuerdo a Jeshua como yo lo recibo. El trabajo de luz tiene que ver contigo no con el mundo, y es un estado del ser más que un hacer. Comprender esto me ha ayudado a liberar el impulso a “salvar a los otros”, lo cual yo pienso es un hábito profundamente arraigado de los trabajadores de la luz. Me ha ayudado a estar más centrada y enfocada en mi interior.



Jeshua pone mucho cuidado en separarse (su vida en la Tierra como Jeshua) de Jesús como es retratado en  la Biblia, ¿cuál dirías tú que es la diferencia clave entre sus retratos?

Yo pienso que la diferencia más grande es con su representación en la Iglesia tradicional. En la Biblia, hay historias auténticas acerca de lo que Jeshua hizo y dijo, por supuesto relatado e interpretado por humanos con sus propios antecedentes culturales y psicológicos. En las interpretaciones de la Iglesia Jeshua aparece como una figura divinizada, siendo más cercano y más parecido a Dios que a nosotros.

Para subrayar su posición especial, se dice que él tuvo que morir por nuestros pecados. Jeshua, como él se me presenta, quiere que sepamos que nosotros estamos tan cerca de Dios como lo está él, que él fue humano como lo somos nosotros y que él murió no para quitar nuestros pecados, sino simplemente porque las autoridades que gobernaban se opusieron a él, como se han opuesto todo a lo largo de la historia a los librepensadores y maestros del corazón. Nuestros pecados no necesitan ser quitados por otro. Para empezar no son pecados, sino más como áreas de ignorancia y miedo que son parte de la experiencia humana. Estamos aquí para trascenderlos elegantemente y disfrutar del viaje a Casa. Según Jeshua se nos concede el permiso de ser plenamente humanos, y eso está en desacuerdo con mucho de lo que ha sido enseñado por la Iglesia.



Pamela, muchas gracias por tomarte el tiempo de hablar con nosotros hoy.



Pamela y Gerrit están casados y tienen un consultorio espiritual en Holanda (Europa). Ellos han estado trabajando con la energía de Jeshua desde el año 2002. Pamela es canalizadora de Jeshua y Gerrit es terapeuta en regresión quien siempre acompaña a Pamela en las sesiones de canalización.



Pamela: “Para mí, el nombre Jeshua no se refiere tanto a la personalidad histórica de Jesús sino a la energía Crística universal de la cual todos formamos parte. Cuando yo canalizo a Jeshua me siento profundamente atraída hacia este campo de amor y compasión y en ese estado de conciencia recibo los mensajes de Jeshua.”






Publicado el 17 de Diciembre del 2008 en The Magic Of Being - http://themagicofbeing.squarespace.com



Traducción: Sandra Gusella
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...