"Si no fuera por el empeño que ponemos en la negación, la represión y la duda, nuestra vida sería una revelación constante." Deepak Chopra

Etiquetas

2012 (9) 2013 (9) 2014 (5) adivinación (1) Adyashanti (2) agenda (13) Alejandro Jodorowsky (3) alimentación (4) alma (25) Amma (2) Amorah Quan Yin (2) Amparo Arteaga (1) amuletos (1) ángeles (10) Animales (8) Aquí y Ahora (37) Arcángel Miguel (6) Arcángel Rafael (1) Arcangeloi de los Elohim (1) ascensión (19) astrología (9) aura (5) AVI-HAY (1) Biodescodificación (2) Brahma Kumaris (1) budismo (11) campos morfogenéticos (8) canalizaciones (63) canciones (17) Carl Gustav Jung (3) Carl Honoré (1) chakras (6) citas (89) co-creación (42) conciencia (66) conferencias (10) Confucio (1) cristales (13) cursos (4) Cyndi Dale (1) Dalai Lama (1) Daniel Cipolat (1) Daniel López de Medrano (1) David del Rosario (1) David Topí (3) Deepak Chopra (5) desapego (25) despertar (61) Dimensiones (16) Dios-Fuente... (33) documentales (14) Eckhart Tolle (9) Eduard Punset (1) Edward Bach (4) ego (29) EJERCICIOS Y PRÁCTICAS (60) Emilio Carrillo (6) energía (36) Enric Corbera (1) entrevistas (17) epigenética (1) Era de Acuario (9) evolución (23) extraterrestres (5) física cuántica (6) Flores de Bach (2) Gandhi (4) Gerrit Gielen (1) Hilarión (10) iluminación (6) índigos y cristales (5) Jeff Foster (1) Jesús-Jeshua (10) Joe Dispenza (1) Jordi Morella (3) Jorge Carvajal (2) Jorge Oyhanarte (1) José Figueroa (2) José María Doria (2) Judy Hall (8) karma (1) Ken Wilber (1) Krishnamurti (4) Kryon (10) Kuthumi (1) La Madre Tierra (37) Lao-Tse (2) Lee Carrol (12) Ley de la Atracción (3) libros (48) Lyall Watson (3) Madre Divina (9) mandalas (1) mantras (2) Marco Giovarruscio (2) María Magdalena (1) Marie Lise Labonte (1) Mark Borax (1) masa crítica (27) Masaru Emoto (3) mass media (12) Matías de Stefano (9) Mayas (1) meditación (19) meditaciones guiadas (3) Meher Baba (1) mente (37) Miguel Blanco (1) Mihalyi Csikzentmihalyi (1) mindfulness (7) misión (13) Mooji (1) movimiento slow (2) muerte (8) NASA (1) Naturaleza (15) Nueva Gaia (26) Numerología (1) oraciones (3) Osho (3) Paloma Cabadas (10) Pamela Kribbe (14) Paramahansa Yogananda (1) películas (7) pirámides (2) profecías (1) protección energética (18) reencarnación (21) reflexiones (3) registros akashicos (1) reiki (6) relajación (2) respiración (4) Robert Lanza (1) Rupert Sheldrake (5) Saint Germain (3) salud (42) San Juan de la Cruz (1) sanación (56) Sanación Akashica (1) Sandra Murguet (3) seres de luz (15) Sergi Torres (5) sonrisas (3) Sueños (1) Tao Te Ching (1) Thích Nhât Hanh (4) Trabajadores de la Luz (28) Tulku Lama Lobsang (2) unidad (54) universo (29) universo fractal (7) Vani Sousa (1) Vicent Guillem (2) Victor Brossa (1) Virginia Blanes (1) visualización (7) Wayne W. Dyer (3) ZaKaiRan (2) Zen (1)

* ABRIL 2014. El Nacimiento del Guerrero Pacífico.



En este mes de Abril, asistimos a un acontecimiento astrológico de grandes proporciones, un Gran Cuadrado en el grado 13 de los signos Cardinales, enmarcado por dos eclipses, y que encierra en su interior la quinta cuadratura de Plutón y Urano.

Los signos cardinales representan cuatro aspectos fundamentales de nuestra vida: 

Aries: yo, mi iniciativa.
Cáncer: mi casa, mi familia.
Libra: mi pareja, mis relaciones.
Capricornio: mi carrera, mi vocación.

Los planetas implicados, son todos masculinos, y guerreros, cada cual a su manera.

Plutón: cambio implacable
Urano: cambio súbito
Marte: acción
Júpiter: expansión.

Es posible que en este mes nos encontremos súbitamente sumergidos en la tristeza y la nostalgia. Tenemos unos planes, que comenzaron a tomar vida hace poco, y de pronto, surgen acontecimientos inesperados que parecen cortarnos el camino.  Muchas veces, esta tristeza viene para que podamos permitirnos llorar por toda la libertad que no nos hemos concedido, y sentir en privado la rabia que es previa a la expresión del poder.

La Gran Ventana pide Alineamiento, Compromiso, y, sobre todo, Presencia.

Ahora mismo estamos atravesando los momentos de Preparación. Se trata de saber si estamos preparados, si somos capaces de pasar por un período de incertidumbre y de falta de claridad.

Aquí van los cuatro acontecimientos mayores de Abril:

15 de Abril, Eclipse Lunar a 25 de Libra.

Este eclipse prepara el escenario, muchos de nosotros estamos ahora haciendo un balance de actitudes erróneas que pueden arruinar relaciones significativas, y crear obstáculos para el cumplimiento de nuestros sueños.

21, 22 de Abril, quinta cuadratura de Urano y Plutón.

La quinta puja en el proceso de parto de nuestro Nuevo Yo, constructor y creador responsable de nuestra Nueva Tierra.
Las cuadraturas de Urano y Plutón nos muestran que no es negando la realidad de “ahí fuera” que creamos nuestra vida, es mirando de frente lo que se está desplegando, para luego centrarnos en los recursos para resolverlo.

23, 24 de Abril, Cruz Cardinal exacta en el grado 13 de Aries, Cáncer, Libra, Capricornio.

La Cruz Cardinal es como una ventana de paso obligado que nos muestra nuevas perspectivas.  Los planetas protagonistas son Plutón, Urano, Júpiter y Marte.
Los signos cardinales son pioneros, y los pioneros siempre tienen prisa por producir el cambio. La paciencia brilla por su ausencia, y todos quieren pasar al mismo tiempo.

El Cielo nos está hablando de una preparación para la Acción, ya que los cuatro planetas implicados, son masculinos, cada uno guerrero a su manera. Los cuatro van a querer actuar, y todos al mismo tiempo…. Tsssss!

El treinta por ciento de la población mundial, tenemos planetas en los Signos Cardinales, y esto aumenta el efecto mariposa de la Configuración.

El Gran Cuadrado intenta repartir las energías, que buscan salida, pero no la encuentran. Cada vez que accionamos sin consciencia en uno de los sectores de vida implicados, los otros se muestran caóticos.

Un Gran Cuadrado se parece mucho a un Corral Cósmico. Puede activar memorias de frustración, desazón e impotencia.

Desde estos días estamos ya frente a escenas que nos muestran nuestro lugar en nuestras relaciones. Nos evidencian de qué manera estamos siendo avaros con nuestro amor, agradecimiento o espíritu de colaboración. Y cómo podemos reorientar nuestra actitud para que nuestros nexos con los otros se hagan más ricos y nutrientes para todos.

Abril es una llamada a una toma de responsabilidad por nuestras actitudes, ya que es necesario saber con qué contamos, antes de saltar a la Acción. Esto comenzará a verse despejado a partir de Junio, pero Abril será el mes de mayor desafío. El Gran Cuadrado es el final de la apatía.
Es muy impresionante la exactitud del aspecto, en el grado 13, grado Fijo de los signos Cardinales. El grado 13, habla de las Energías de la Nueva Tierra. El 13 fue demonizado por el paradigma dominante. Pero el 13 representa una Nueva Energía, lo que aparece cuando termina el ciclo 12, símbolo del calendario gregoriano.

Puede haber un desbloqueo de los chacras superiores, y un despertar masivo! Esto ya se está notando. De la noche a la mañana, algunos alumnos están atisbando en sus casas las otras dimensiones con los ojos abiertos!.

La Gran Cruz, es en sí misma un acelerón que nos encerrará en un corral para enfrentarnos con nuestras actitudes, sobre todo con las que necesitamos dejar, y con las que hemos de desarrollar para poder Crear la vida que estamos proyectando.

En períodos de emergencia, hay personas que se mantienen en calma y personas que se desbordan. Las primeras son las que encuentran las salidas. Éste es el desafío de Abril.

Abril será un encierro para mirar de frente, realmente de frente y sin escapatoria, la realidad que estamos creando, en lo individual y en lo colectivo, y nos hará evaluar si esta realidad está reflejando la más alta versión de nosotros mismos. La acción posterior a Abril, o la que en Abril se despliegue, tendrá que estar en acuerdo con nuestras más altas creencias, y con nuestra más alta expresión, dejando atrás los hábitos del consenso.

Para comprender esta configuración, vamos a imaginar una escena. Imaginemos que somos invitados a la Cena del Gran Cuadrado.

En los últimos meses, y por salud y convicción, hemos dejado de comer carne. Somos invitados a un asado. Nos gustaría abstenernos, pero irán personas a las que amamos, y otras con las que hemos conectado recientemente, con las que estamos comenzando a colaborar. Socialmente, esta cena es para nosotros un acontecimiento importante. Decidimos ir y comer ensalada. Varias veces, el parrillero, se acerca con carne y nos dice que nos va a sacar de esta locura en la que estamos entrando, desde cuándo nos hacemos los vegetarianos? El olor es tentador, está moviendo profundas memorias familiares y sociales. Algún amigo o pariente hacia el que nos hemos permitido tener pensamientos negativos, podría beber un poco de más, y mofarse de nuestra elección (Plutón). Esta persona podría ser alguien que nos despreció públicamente en el pasado, generando en nuestro cuerpo, en este momento, un inesperado subidón de adrenalina. Podríamos saltar y decirle algo que ya no está conectado con el momento presente, sino con nuestro resentimiento por el bulling sufrido en otros tiempos. Hemos perdido el control y hemos reaccionado en lugar de responder. Inmediatamente, podríamos sentirnos avergonzados y frustrados por haber reaccionado públicamente, después de tantas y tantas meditaciones! Esto bajaría nuestra autoestima, y al día siguiente lo veríamos reflejado en nuestro trabajo.

En síntesis, cualquier acción carente de consciencia, podría resultarnos muy costosa. El Gran Cuadrado produce un efecto dominó, no en línea recta, sino tocando muchos vórtices de nuestra vida. Y pone de manifiesto lo que ocurre, cuando permanecemos encerrados en la caja de nuestra pequeña mente.

¿Cómo salir de este “acorralamiento”?

Venus, silenciosa, representando a la Diosa, permanece fuera de la Ventana, en Piscis, trayendo intuición, compasión, y, sobre todo, la capacidad que cada uno de nosotros tiene de Rendirse en todo momento a un Poder Más Alto.

No hay otra alternativa que acudir, y mantenernos en comunión, con nuestra parte más alta, dándole el mando de nuestra conducta. Es decir, estar en el lugar donde la vida nos lleva, pero estar atentos, despiertos, y encendidos en Presencia.

Podemos asistir de forma consciente, sabiendo que nosotros mismos nos estamos poniendo a prueba, respirando y poniéndonos curiosos con cada emergencia del momento presente. Dejando caer en el Espacio del Corazón todo miedo o pensamiento negativo. Ampliando la Sensación a nivel físico del Espacio del Corazón en expansión. Puede entonces que nos demos cuenta de que estamos disfrutando este encuentro.

El campo de alta frecuencia de nuestro Espacio del Corazón, puede abrirnos a sentirnos realmente amorosos con nosotros mismos. Esto va a llevarnos a la larga, a ver a todos los participantes como Uno con nuestra energía. De ahí puede surgir humor, suavidad, curiosidad, y ternura. Estas frecuencias son más poderosas que las de la rivalidad, y tienden a contagiarse. La frecuencia más alta es la que triunfa.

Es posible que presenciemos el milagro de que dos participantes que hasta ahora no se hablaban entre ellos, terminen opinando sobre comida e invitándose para un próximo encuentro. Esto puede despertar las memorias de cuando nuestros parientes italianos terminaban abrazados llorando en reconciliación cuando se encontraban en alguna fiesta de fin de año…

Y, aunque la experiencia haya generado una alta energía, que parezca caerse en los días siguientes: YA HABREMOS TENIDO LA MEMORIA DE UNA NUEVA MANERA DE OPERAR EN LA VIDA, FUERA DE LO QUE EL PARADIGMA DOMINANTE NOS ENSEÑÓ, Y APOYADA EN NUESTRA PROPIA MAESTRÍA.

La Cruz de brazos iguales, es una redirección de los factores dispares hacia un Centro. El Gran Cuadrado es agotador, y nos pone frente al sentimiento de que, hagamos lo que hagamos, si no es desde el Centro, la salida no es posible. El único Alquimista que puede resolver el Gran Cuadrado, es el que puede mirarlo desde Arriba, y decidir desde el Centro.
Esta ventana nos habla de la urgencia de que Abril sea el Portal a nuestra Maestría. El momento de giro de nuestra entrega a la Esencia Infinita que somos en Realidad.

Abril es la oportunidad para el nacimiento del Guerrero Pacífico, que lleva el corazón encendido, como vivencia corporal, y extiende este estado de armonía y maestría
en su entorno, para él y para Todos.


Ésta, la Luz de la Presencia que somos, es la que habrá de inundar nuestra vida a través de la Ventana del Gran Cuadrado.

______________

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...